abc Radio


Con mujer embarazada, cae ambulancia a socavón

  • Jueves 24 de agosto de 2017
  • en Sociedad

El socorrista de la Cruz Roja que conducía la ambulancia que cayó en un socavón, misma que traía consigo a una mujer en labor de parto, no iba a exceso de velocidad y tampoco había señalamientos del agujero en el pavimento, señaló Gustavo Donnadieu Mercer.

De acuerdo con el administrador general de la institución, la unidad 536 no circulaba a una velocidad superior a los 40 kilómetros, factor verificable a través del sistema GPS incorporado a la ambulancia, además de que el conductor acababa de entrar a su turno, por lo que no estaba cansado.

Queremos aclarar que no fue una negligencia del conductor, se menciona que había señalización para evitar caer en el socavón, en su momento cuando la ambulancia pasa por el área no había señalamiento, tenemos evidencias.

Donnadieu Mercer manifestó que el accidente no produjo heridas fuertes y que las cinco personas a bordo del vehículo, donde estaba la madre de la mujer embarazada, resultaron con golpes leves, cabe agregar que el seguro verificará en las condiciones de la unidad.

Dos socorristas fueron dados de alta, mientras que el conductor se queja de un dolor de pecho debido a la contusión que le provocó el impacto contra volante, pero se estima que será dado de alta en poco tiempo.

El coordinador local de Socorros de Cruz Roja Hermosillo, Guadalupe Ayala Noriega, indicó que, previo al accidente, el conductor de la ambulancia observó un cono tirado en el camellón. Cuando volteó, visualizó otro cono de metal y advirtió que algo estaba mal.

hermosillo-socavon-ambulancia-1.jpg
 

Después de percatarse de un bulto de tierra, el chofer giró a la izquierda para no voltearse y fue ahí donde cayó. Según el líder de socorristas, si la ambulancia hubiera ido a exceso de velocidad, se hubiera volcado.

Al llegar al lugar de los hechos, Ayala Noriega habló con personas en el lugar, quienes le informaron que la cinta naranja que señalaba el agujero estaba abajo, por ello, el conductor nunca pudo ver que efectivamente había un sovacón.

Tanto Donnadieu Mercer, como el coordinador de Socorros, descartaron la idea de interceder legalmente contra el Ayuntamiento de Hermosillo por los daños sustraídos a la unidad de traslado médico, expresando que la aseguradora está llevando el caso.

La ambulancia donada tenía un precio entre los 800 mil pesos y el millón de pesos, mientras que el deducible del seguro es de 20 mil pesos, el cual pagará la misma Cruz Roja.

/amg