abc Radio


Caos vial obliga a Oasis Coyoacán a corregir trazo

Se prevé la modificación de la glorieta de Quevedo y Universidad e intervención de los accesos del Metro

Los reclamos vecinales se hicieron realidad: la plaza comercial Oasis Coyoacán se convirtió un punto de atracción masiva y con sus dos mil 300 cajones de estacionamiento para automóviles también se volvió un referente de caos vehicular en la zona, ante lo cual el complejo buscó corregir la situación, aunque todavía sin mucho éxito, ya que las quejas por el conflicto vial se mantienen.

A decir de la Secretaría de Movilidad, “a partir de la apertura del Centro Comercial Oasis Coyoacán (en octubre de 2015) se produjo un incremento considerable de flujos peatonales y vehiculares a la zona, que dio como resultado dificultades en materia de movilidad y seguridad vial”.

Por ello Oasis Coyoacán decidió adelantar del 14 al 8 de enero las adecuaciones viales que estaba obligada a hacer e invirtió su entrada y salida vehicular sobre la avenida Miguel Ángel de Quevedo para reducir el tráfico en la zona y, como parte de las medidas de integración en materia de movilidad, se modificó un retorno sobre la misma avenida.

Anteriormente, en circulación poniente- oriente, la salida estaba primero que la entrada, de manera que los autos que salían de la plaza se encontraban con los que querían entrar y con la bahía de ascenso y descenso de Oasis Coyoacán. Además, los que circulaban en dirección inversa tomaban un retorno para ingresar a la plaza, generándose así un taponamiento vial.

Es por ello que la semana pasada se invirtieron los accesos y se canceló el retorno que estaba a la altura de la calle Penzacola, el cual fue reubicado más adelante, a la altura de la calle Salvador Novo, todo en coordinación con la Secretaría de Movilidad, encargada de revisar la implementación de las medidas de mitigación.

Foto: Israel Zamarrón

De esta manera la entrada está primero en dirección poniente-oriente, para que esta fila no se tope con la de autos que salen de la plaza ni con los que daban vuelta en U a la altura de Penzacola, explicó en entrevista el secretario de Movilidad, Andrés Lajous.

Sin embargo, el entorno de Oasis Coyoacán sigue siendo un caos vial. En un recorrido por la zona se pudo comprobar que la salida ubicada sobre Universidad empeora la carga vehicular de esta vía, previamente saturada por los autobuses que confluyen en la estación de Miguel Ángel de Quevedo de la Línea 3 del Metro, una de las más usadas del Sistema de Transporte Colectivo.

Se pudo observar que fluye de mejor manera que la entrada esté primero que la salida sobre (dirección poniente-oriente), ya que se evita que los autos que salían se toparan con los que querían entrar.

Asimismo, se libera la carga con la cancelación del retorno a la altura de Penzacola, sin embargo, ésta se genera a la altura del nuevo retorno ya que el ancho es suficiente apenas para que pase un auto por sentido.

Foto: Israel Zamarrón

Esto se ve afectado, aunque de manera temporal, por las intervenciones que hacen a carriles de Miguel Ángel de Quevedo en ambos sentidos. A decir del secretario de Movilidad, es cuestión de tiempo para que estos cambios tengan efectos positivos en la movilidad del entorno de Oasis Coyoacán.

Esta plaza fue polémica ya que en junio del año pasado surgieron decenas de quejas porque el complejo comercial instaló un semáforo peatonal sobre la banqueta para regular el flujo de los peatones y de esta manera dar preferencia a los vehículos que entraban a Oasis. Ahora esta labora la hace personal de seguridad del inmueble, pero se da preferencia a peatones.