abc Radio


CNDH emite recomendación a hospital de Pemex por violencia obstétrica

  • Domingo 15 de octubre de 2017
  • en Sociedad

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió una recomendación al director General de Petróleos Mexicanos, José Antonio González Anaya, por inadecuada atención médica y violencia obstétrica en agravio de una mujer, que ocasionó la pérdida del producto de la gestación, en el Hospital Regional de Pemex en Ciudad Madero, Tamaulipas.

El organismo defensor acreditó violaciones a los derechos a la protección de la salud, a la información en materia de salud y a una vida libre de violencia, atribuibles a personal médico de ese hospital.

El antecedente del caso, señala que en 2016, la mujer de 27 años de edad acudió al citado hospital para recibir atención médica por pérdida de líquido amniótico, ante lo cual se le mantuvo en observación. Al día siguiente, un médico le indujo el parto natural, sin tomar en cuenta factores de riesgo como la diabetes gestacional de la víctima ni corroborar el peso fetal del producto mediante ultrasonido, lo que derivó en complicaciones por distocia de hombros y la posterior pérdida del producto de la gestación.

La mujer señaló que ella y un médico solicitaron en reiteradas ocasiones se le practicara una operación cesárea, personal de ese hospital continuó con el parto natural, durante el cual refirió haber recibido expresiones inapropiadas, gritos, regaños, insultos y manifestaciones verbales para responsabilizarla por la pérdida del producto de la gestación.

En su investigación, personal de la CNDH constató que existieron omisiones en la integración del expediente clínico de la paciente, al advertir que el 10 de agosto de 2016 se le brindó consulta por endocrinología de la cual no existe constancia que acredite la citada valoración, que era de vital importancia para el control metabólico.

La CNDH pidió a Pemex indemnizar o compensar a la víctima con motivo de la responsabilidad en que incurrió el personal del Hospital Regional, otorgarle atención médica y psicológica e inscribirla en el Registro Nacional de Víctimas, para que tenga acceso en lo conducente al Fondo de Ayuda, Asistencia y Reparación Integral.

 

 

 

/dec