abc Radio


Dan 23 años de prisión a Harvey Weinstein

  • Alejandra Trujillo
  • Miércoles 11 de marzo de 2020
  • en Sociedad

Tras varias acusaciones es el ex productor de cine fue condenado por los delitos de agresión sexual y violación

Mariana Palacios | ABC Radio CDMX

Harvey Weinstein fue un famoso productor de cine que fundó las compañías Miramax y The Weinstein Company, hoy después de varias semanas de juicio le fue dictada su condena en la Corte Suprema de Nueva York por 23 años de cárcel, aunque se buscaba que fuera cadena perpetua no se pudo debido a su edad (68 años) y su estado de salud.

Weinstein fue condenado con los cargos de violación y agresión sexual, estos cargos se basaron en los testimonios de la  actriz Jessica Mann de quien abusó sexualmente en 2013 y de Mimi Haleyi ex asistente del productor y quien asegura haber sido víctima de un ataque sexual.

Resultado de imagen de Jessica Mann

La actriz Jessica Man que declaró en contra de Weinstein

Las denuncias en contra del productor comenzaron en el año de 2017 con el movimiento #MeToo que protagonizaron varias mujeres de la industria cinematográfica quienes alzaron la voz al ser víctimas de Weinstein. Tarana Burke fundadora del movimiento dijo lo siguiente respecto al productor:

 “Harvey Weinstein operó con impunidad y sin remordimientos durante décadas en Hollywood. Esto no habría sido posible sin las voces de las rompedoras del silencio dentro y fuera de la sala, los supervivientes que valientemente testificaron”.

Algunas de sus víctimas fueron las actrices: Rosanna Arquette, Ashley Judd,  Gwyneth Paltrow, Cara Delavigne, Léa Seydoux y la mexicana Salma Hayek quien trabajo con Weinstein cuando él produjo la película Frida por la cual se ganó la nominación al Oscar  como Mejor Actriz.

 

La actriz hizo pública su denuncia en el año 2017 en un artículo que ella escribió y publicó en el diario New York Times que lleva por título “Mi mounstruo, Harvey Weinstein” donde relata todos los abusos que sufrió.

Sus tácticas de persuasión iban desde hablar dulcemente y prometer cosas hasta aquella vez que, en un ataque de ira, dijo las palabras más temibles: “Te voy a matar, no creas que no puedo”.