abc Radio


Desazolve no revivirá cascadas de Agua Azul

  • Viernes 17 de noviembre de 2017
  • en Sociedad

El pasado lunes, ejidatarios notaron que el caudal principal, turístico, había disminuido su nivel de agua; y la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) indicó que, este hecho fue histórico, ya que el nivel llegó hasta a un 65 por ciento. Por su parte, Protección Civil explicó que el terremoto ocurrido influyó para que las Cascadas se secaran.

 

No obstante, el afluente vuelve a fluir como de costumbre, tras labores de los pobladores de Tumbalá y Salto de Agua, quienes quitaron una roca y un árbol del caudal principal; además de la precipitación del sábado.

 

Volverá a llover y habrá agua en su nivel acostumbrado, pero hay que asegurar que se tengan cascadas para todo el año, dice Adrián Méndez de la Conanp, quien le atribuye el hecho a la falta de árboles en la parte alta de la zona.

 

Cuando hay árboles, la infiltración producida recarga los mantos freáticos que en tiempo de seca se dosifican hacia el caudal; sin embargo, al no haber, la lluvia cae sobre suelos desnudos y se produce escorrentía que va directo; en este caso, podría confundirse con que ya se normalizó, por lo que esperan en 20 días, el resultado de un estudio integral.

 

Por su parte, investigadores coinciden en que se tienen que hacer diversos estudios para conocer la causa de la pérdida de agua, el desazolve no resuelve el problema, señalan. El bajo cauce persistirá y la limpieza es importante; no debe de sorprender si fluye el río, dijo Sandra Urania, integrante de la de la Red Internacional de Investigadores sobre el Agua.

 

Sandra Urania lamenta que, en dicha área, así como en el resto del estado, no exista un Estudio de Línea Base –que permita conocer el nivel de agua, suelo, flora y fauna de una región con potencial biológico–, dado a que esto faculta comparar el antes y después para tomar decisiones, “las autoridades hablan que harán un estudio integral, pero no saben ni de qué, pues no hay datos de antecedentes”.

 

En el 2012 se solicitó un estudio para conocer cómo la minería había afectado la Sierra Madre de Chiapas, conocer al panorama actual y ver las modificaciones al paso del tiempo, sin embargo, tampoco se autorizó. Existe un vacío en el presupuesto para observar y vigilar estos sitios, agrega.

 

Hay Tesis donde se han monitoreado mamíferos en las Cascadas, por lo que son ellos, los geólogos, así como el Instituto Nacional de Ecología, e incluso los mismos habitantes, quienes deben participan para efectuar un Estudio Integral de Ecología del Territorio y conocer las causas, porque si no la Conanp –dependencia encargada– quedará atrapada en la burocracia, advierte.