abc Radio


Así operaba el Z55 los asaltos a trenes de Ferrosur en Puebla

  • Martes 17 de octubre de 2017
  • en Sociedad

El presunto líder criminal apodado el Z55 o El Cacarizo fue abatido la madrugada de ayer en un domicilio en Barrio El Sagrado Corazón en el municipio de Cañada Morelos, desde una casa de seguridad que utilizaba para el robo a trenes de Ferrosur.

Los hechos se registraron cuando elementos de la Secretaría de Marina (Semar) en coordinación con la Fiscalía General del Estado (FGE) implementaron un operativo para su detención.

El líder de la banda delictiva, de nombre Uriel Enrique Sánchez Carrera, habría opuesto resistencia y tratado de hacer frente a los uniformados, quienes lo ultimaron dentro del inmueble en que se resguardaba.

El Z55 operaba desde hace meses los asaltos a los cargueros de Ferrosur a su paso por el estado de Puebla, desde San Juan Atenco, un municipio ubicado entre Cañada Morelos y Chalchicomula de Sesma.

info.jpg
 

De acuerdo con la Secretaría de Seguridad Pública del estado, “Sánchez Carrera organizaba los atracos a vagones de las compañías Ferrosur, Ferromex y KSCM, que se habían incrementado en las últimas semanas, apoyado por grupos de personas de los municipios de Cañada Morelos, Esperanza y Tehuacán, donde el Z-55 fungía como jefe de plaza”, incluso sostenía que “el robo a los ferrocarriles no era un delito, pues las únicas afectadas eran las corporaciones transnacionales”.

Los asaltos cometidos contra el tren se registran principalmente en comunidades como Tezuapan y San Antonio Soledad, pertenecientes a Cañada Morelos, sin embargo, su rango de operación para esta actividad ilícita se extendía desde límites con el Estado de Veracruz hasta localidades de Ciudad Serdán.

Gobernador amenaza con más operativos

Al confirmar el abatimiento del Z55 alias
El Cacarizo
, quien era el principal sospechoso de robo a trenes en Puebla, el gobernador Antonio Gali Fayad advirtió que en próximas fechas se realizará la detención de más personas involucradas en este delito.

El mandatario estatal reconoció que el combate al robo de combustible que han emprendido la Federación, la Marina, el Ejército Mexicano y el gobierno estatal ha provocado que los delincuentes migren hacia el robo de trenes, lo cual prometió que no se va a permitir.