abc Radio


El municipio nayarita Del Nayar, listo para la tradicional Semana Santa Cora, La Judea

  • Sábado 24 de marzo de 2018
  • en Sociedad

T
EPIC, Nay.- Ante el arranque del periodo vacacional de Semana Santa, el municipio nayarita Del Nayar se declara listo para recibir a los centenares de turistas locales, nacionales e internacionales que arribarán para presenciar la tradicional Semana Santa Cora, La Judea.

El alcalde Fausto Arellano explicó que durante el Jueves y Viernes Santo es cuando más visitantes llegan a la localidad de Huaynamota, muchos de estos asisten a pagar alguna manda al Cristo Negro con una larga caminata desde Jesús María, por lo que se instalarán varios puntos en los que se estará regalando agua a los peregrinos.

El edil confirmó que en estos momentos el clima de seguridad es bueno, dado que disminuyeron los asaltos en los caminos, así como los robos, sin embargo estarán reforzando los rondines en las veredas que van desde la cabecera municipal hasta esta comunidad, para ello se tendrá presencia de elementos de seguridad estatales y municipales para el cuidado de los turistas.

LA TRADICIÓN

La Judea es una práctica cultural que se realiza en la región Cora Alta de Nayarit, la cual comprende los municipios de Santa Teresa, Dolores, Mesa del Nayar, San Francisco y Jesús María, así como de la Cora Baja en la que se localizan los municipiuos de San Juan Corapan, Presidio de los Reyes, Mojocuautla, Rosarito, San Juan Bautista, San Blasito y Huaynamota.

Es una mezcla de la tradición católica con las ancestrales prácticas de los coras.

Durante ocho días, los coras se transformarán en, judíos, fariseos, moros, demonios blancos y negros, borrados y dobles de Cristo para llevar a cabo el ritual de Semana Santa, con procesiones, ceremonias diurnas y nocturnas que se ejecutan siguiendo un orden temporal muy preciso.

Los personajes de los judíos y los demonios pintan sus cuerpo con ceniza de olote quemado, llevan un machete y ejecutan danzas guerreras al son de flauta y tambor dando gritos y alaridos. Además hacen sacrificios y combates simbólicos y para escenificar la lucha en la que ‘el mal' pone en peligro la armonía cósmica, al perseguir al Cristo Niño o Cristo Sol, al cual tras múltiples intentos capturan el Viernes Santo y simbólicamente le dan muerte.

El Sábado de Gloria la situación se invierte.

Cristo resucita, los demonios se autodestruyen y regresan al río, de donde habían salido al principio de la ceremonia.

Finalmente, la paz y el equilibrio vuelven al pueblo una vez que se lleva a cabo la última procesión al templo católico, la cual es presidida por Cristo, la Virgen María y San José, además de los fariseos, los judíos, los músicos y la gente de la comunidad.

Según : Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, La Judea es una expresión cultural de valor excepcional por su riqueza simbólica en los personajes, pinturas corporales, máscaras, música, danzas, el uso del espacio y la relación con los dioses y el ciclo agrícola.