abc Radio


Facultad de Filosofía y Letras propone que CDH medie paro en la UNAM

La Facultad de Filosofía y Letras ofrece que la comisión apoye en la atención de las mujeres universitarias

La Facultad de Filosofía y Letras ha pedido a la comunidad estudiantil que mantiene paro en el plantel a expresar sus denuncias sobre violencia de género e incluso, ofreció que la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México sea un aliado del diálogo.

A través de un comunicado la dirección de la facultad informó que mantiene su disposición a analizar las demandas de la comunidad y así acordar la reapertura de las instalaciones, por lo que una opción es designar un comité de profesoras que las estudiantes designen o bien la participación de la comisión de derechos humanos local.

El Sol de México publicó el pasado sábado que la comunidad académica de la Facultad se ha unido para pedir a las autoridades centrales de la Universidad Nacional Autónoma de México un combate real a la problemática de violencia de género que aqueja al campus. Mañana planean una movilización para hacerles llegar sus peticiones.

“Solicitamos a las estudiantes organizadas y a toda la comunidad que, con apego al Protocolo universitario, presenten las denuncias formales por violencia de género que involucren a miembros de la Facultad. Dichas denuncias formales pueden ser canalizadas directamente a la UNAD para iniciar los procesos correspondientes”, explican.

El comunicado, firmado por el director Jorge Enrique Linares, agrega que el consejo técnico aprobó la propuesta general para la integración de la comisión independiente para las tareas de evaluación y seguimiento de las acciones en torno a la prevención y sanción de esta problemática en la institución.

Para Diana Fuentes, profesora del campus, uno de los grandes fallos de los procedimientos es la puesta, a juicio del director o directora del plantel, de los agresores, así como su sanción. Mediante la recolección de firmas de estudiantes, profesoras y trabajadoras exigirá que la UNAM no se vaya de vacaciones sin antes resolver las demandas de la comunidad de mujeres universitarias.