abc Radio


Futbolistas indígenas de Guatemala abren camino en balompié

  • Domingo 3 de diciembre de 2017
  • en Sociedad

NAHUALÁ, Guatemala. “¡Verónica peleé!”, grita el entrenador Miguel Perechú alternando el quiché y el español desde un lado de la cancha de fútbol en Xejuyup. A su lado, Verónica, Ana, Hilaria, Lidia, Juana y 20 mujeres más entre 14 y 34 años esperan su momento para entrar al partido como el primer equipo femenino de Guatemala que juega con su traje ancestral como uniforme.

El grito de Miguel ilustra la pelea de estas mujeres para lograr un espacio en este deporte, que en las conservadoras aldeas del interior de Guatemala está reservado para los hombres, y también para portar con orgullo la vestimenta que desde la época colonial les ha acarreado discriminación, en especial a las féminas.

El entrenador lo sabe bien: “Cuando mi mamá va en la camioneta, aunque ya es mayor, las personas no le ceden su asiento cuando la ven con su traje”, cuenta a Efe, mientras sus pupilas corren detrás del balón.

La capitana del equipo, Manuela Hilaria Chox, de 34 años, recuerda cómo desde niña jugaba fútbol con los varones de la aldea, quería “estudiar para ser maestra de educación física”, pero sus papás no la apoyaron.

El traje del municipio de Nahualá consta de un Popa Po’t, nombre del güipil o blusa, de color blanco y con bordados de colores en el cuello, en el que se incluyen animales o representaciones de “Qucumatz”, la serpiente emplumada, divinidad mitológica quiché creadora de la humanidad, según el Popol Vuh.