abc Radio


Garantizarán abasto de agua en Altamira

  • Martes 21 de noviembre de 2017
  • en Sociedad

El municipio de Altamira es una de las ciudades del sur de Tamaulipas que registra una creciente población y como consecuencia de ello una mayor demanda en los servicios básicos, principalmente en el abasto del agua potable, por lo que tiene en análisis proyectos que permitan dotar del vital líquido al padrón existente de 98 mil usuarios, mismo que va en crecimiento cada año.

Alejandro Monge Castillo, actual director del organismo operador del agua en Altamira, tiene muy claro el notable crecimiento poblacional que mantiene el municipio desde hace ya varios años y por consecuencia el aumento en la demanda de los servicios básicos entre los que destaca el agua, sin el cual difícilmente se puede existir.

Dejó en claro que para poder otorgar el servicio de calidad que los usuarios merecen es necesario tener el análisis de la infraestructura existente que tiene Comapa Altamira, conocer su operación y capacidad de abasto, con el debido mantenimiento que requiere para poder seguir desarrollándola y dotar del vital líquido a quienes así lo requieran de acuerdo a las necesidades que presenta la ciudad.

También consideró pertinente mantener una estrecha relación con sus similares de la zona conurbada, para intercambiar ideas y conocer los resultados de los proyectos que ellos han desarrollado, si fueron favorables para considerarlos como viables en el desarrollo de la infraestructura de la Comisión Municipal de Agua Potable y Alcantarillado en Altamira.

Recordó que se trata de un organismo público operador que ofrece calidad en los servicios de agua, alcantarillado y saneamiento; de manera profesional y continua a los usuarios del municipio de Altamira, Tamaulipas, administrando adecuadamente los recursos para elevar la calidad de vida, y el desarrollo sustentable y sostenido de la comunidad. 

La Comapa Altamira mantiene constante los proyectos que permitan eficientar el servicio como la ampliación de capacidad de la planta potabilizadora de la calle Hidalgo, que consistió en la conexión de tanques de agua potable y de la tubería de la planta a la red general para optimizar la presión del vital líquido y así mejorar el servicio.