abc Radio


Inauguran recinto para el patrimonio inmobiliario

  • Sábado 22 de julio de 2017
  • en Sociedad

POR CARMEN SÁNCHEZ
Con un costo aproximado de ochenta millones de pesos en su reconstrucción y equipo, se inauguró el Centro del Patrimonio Inmobiliario INDAABIN. En sus archivos se guardan escrituras del siglo XVI, además cuenta con acervo cartográfico y planoteca.

El recinto fue presentado a la comunidad cultural de nuestro país con instalaciones que estarán abiertas al público, las cuales preservan y promueven el acervo de los inmuebles que forman parte del Patrimonio Cultural de México, y para tal fin, se constituyó una mesa directiva conformada por profesionales en el rubro.

En una ceremonia encabezada por Soraya Pérez Munguía, presidenta del INDAABIN (Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales), se tomó protesta a los consejeros: Carlos de la Fuente, Víctor y Teresa Márquez, Daniel Dultzin, Marco Barrera y Alejandro Sibaja.

En su discurso, la maestra Pérez Munguía resaltó que este proyecto entusiasmó en su inicio al fallecido titular de la Secretaría de Cultura, Rafael Tovar y de Teresa. De acuerdo a la instrucción de la administración actual, comenzaron los trabajos con el despacho Arquitectos SC que encabeza Víctor Márquez, quien  dijo que se inspiró en las instalaciones de Ciudad Universitaria.

Se trata de un complejo de tres edificios con trazos lineales, con espacios verdes y un diseño minimalista con muros de concreto armado y vidrio, así como materiales prefabricados con áreas de exhibiciones, salón de usos múltiples y auditorio donde se pueden hacer eventos culturales.

La funcionaria reafirmó la intención que exista un lugar para la memoria e identidad con los 140 mil folios reales que posee el Indaabin, que opera como un registro público de la propiedad, pero solamente de la federal y en ese sentido, tienen en regla la documentación de las propiedades patrimonio de la nación, donde les faltaba la escritura del Palacio Nacional, comentó, misma que ya se encuentra en su propiedad, después de haberla pedido a España.