abc Radio


La Caravana del Viacrucis Migrante 2018 ha recorrido 13 municipios de ocho estados del país

  • Martes 17 de abril de 2018
  • en Sociedad

IRAPUATO, Gto.- En 24 días, la Caravana del Viacrucis Migrante 2018 ha recorrido 13 municipios de ocho estados del país, pero que si se tradujera en distancia equivaldría a unos dos mil 500 kilómetros.

Sin embargo, todavía a los migrantes centroamericanos les faltan seis días para llegar a Tijuana, en donde es el destino de esta caravana que busca hacer consciencia sobre el respeto a los derechos de los migrantes en su paso por México en la búsqueda de un mejor futuro para ellos.

Irineo Mujica Arzate, director de la organización binacional Pueblos Sin Fronteras, dijo que este año la Caravana del Viacrucis Migrante tiene la encomienda de ser un “ya basta” hacia las políticas xenófobas que catalogan al migrante como un delincuente.

“No desaparecemos con tuits”, dice Irineo Mujica respecto a los mensajes publicados por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Y aunque a principios de abril la Caravana del Viacrucis Migrante había anunciado que se disolvería en la Ciudad de México tras al anuncio hecho por Donald Trump de enviar a la Guardia Nacional a la frontera con México, para evitar que precisamente la caravana ingresara a su país, Irineo advierte que la caravana llegará a su fin.

Las personas que integran la Caravana del Viacrucis Migrante son en su mayoría hondureños, pero también hay salvadoreños, guatemaltecos y mexicanos. También hay migrantes transexuales que viajan en la caravana, incluso algunos mexicanos, pues advierten que en Centroamérica y México padecen de una profunda discriminación.

La caravana partió de Tapachula, Chiapas, con mil 500 migrantes. Hasta entonces había sido la caravana más numerosa, pues en ocasiones anteriores no pasaban de los 500 viajeros. La mayoría de los viajeros eran hombres, con 600 de ellos, mientras que había unas 550 mujeres, 50 transexuales y unos 300 niños, donde 80% de ellos eran pequeños que no acababan de cumplir el año de nacidos; sin embargo, poco a poco se han ido quedando en el camino varios de ellos.

En la Ciudad de México quedaron varios de ello. Muchos temieron por la amenaza de Donald Trump de militarizar la frontera. El propio presidente estadounidense celebró con un contradictorio mensaje publicado en su cuenta de Twitter el pasado cinco de abril, en donde decía que la caravana se había disuelto por las “fuertes leyes” migratorias mexicanas.

“La caravana está ampliamente dividida, gracias a las fuertes leyes migratorias de México y su voluntad de usarlas para no causar una escena gigante en nuestra frontera”, publicó Donald Trump, apenas tres días después de que criticara las leyes migratorias mexicanas por permitir el cruce de la caravana.

A las 4:40 de la madrugada, la Caravana del Viacrucis Migrante partió de Irapuato con rumbo a Guadalajara. De los 550 migrantes que arribaron el pasado domingo 15 de abril, solo una familia de cuatro personas se quedó y está bajo resguardo de la Casa del Migrante de Irapuato; el resto, siguió en la caravana, algunos enfermos y otros recién dados de alta voluntaria, pues no querían quedarse en el trayecto.

A los migrantes

les quedan seis días para llegar a la frontera, pues al menos en ese plazo vence el permiso que tienen para su estadía legal en el país que les dio el Gobierno Mexicano.

Irineo Mujica es claro: los migrantes han advertido que no quieren cruzar a Estados Unidos para ir a conseguir empleo: quieren conseguir asilo político, pues países como Honduras están en crisis social, después de las elecciones presidenciales. Algunos ni siquiera quieren cruzar a Estados Unidos, se quedarán en México, pues para ellos México es lo que para los mexicanos es Estados Unidos: la tierra donde pueden cumplir el sueño americano.