abc Radio


La educación es la llave de la libertad: AMLO

El inició de los cursos sirvió al Presidente López Obrador para criticar -e instar- a elementos de la burocracia que trabajan con lentitud e indiferencia

“Nada de lo humano me es ajeno” -confió ayer el Presidente Andrés Manuel López Obrador al apreciar que “la deserción escolar va de la mano de la pobreza” y dar cuenta de los miles de becas que otorga su gobierno a “niños y jóvenes pobres radicados en ciudades y zonas rurales”.

Fue más allá. Otorgó a la Educación rango de instrumento para el cabal ejercicio de la libertad. “De las libertades”. “Acto cívico trascendental”, llamó a la ceremonia de iniciación de cursos del ciclo 2019-2020.

Tanta prisa tenía en ir una escuela cercana a Palacio Nacional que limitó a poco más de un hora a su encuentro cotidiano con reporteros. Ahí observaría a la chiquillería, a los adolescentes. Y también a sus padres. A sus maestros.

“Este es un día muy especial. Por la participación tan intensa de los profesores. A esta hora no tenemos problemas. Día del hecho educativo. Un proceso cuyo mayor peso y responsabilidad recae en el Estado Mexicano. Sí -subrayó- es la Escuela Pública la que en forma mayoritaria educa nuestros niños y jóvenes. En forma gratuita y de excelencia. A la escuela particular -la de paga-acuden quienes pueden pagarla. Ambas se desenvuelven con total normalidad.

El inició de los cursos sirvió al Presidente López Obrador para criticar -e instar- a elementos de la burocracia que trabajan con lentitud e indiferencia. A ellos recomendó: “No es posible que la realidad rebase a los de escritorio. No existe la ley que usted presume daría cimiento a sus acciones”. “¡Ay, se me antoja creer que intento mover a un paquidermo gotoso!”.

“Quiero que los servidores públicos echen a la basura la idea de que sobreviven el amiguismo, el influyentismo y quizá lo peor: la corrupción. Nada de dormirse en sus laureles”.

Y aseguró a más de 2 centenares de estudiantes cuyos estudios están en riesgo de ser ignorados que “si en verdad estudiaron, no habrá más remedio que reconocerlo”.

El Presidente halló tiempo para elogiar a atletas paralímpicos mexicanos. “Lo hacen muy bien”, sostuvo. “Lo que será premiado”. Y dejó boquiabiertos a reporteros al declarar: “Tendrá premios. Como ocurrió con los atletas cuyas facultades los hicieron triunfadores. Aquellos que compiten sobre ruedas serán premiados. De dólares arrebatados a la delincuencia organizada saldrán los reconocimientos. Lo merecen. Dólares del fondo de lo robado a México. Lo robado al pueblo”.

Anticipó que la ceremonia del “Grito” la noche del 15 de septiembre; el desfile militar del día 16, será inolvidables. “Ya están invitados todos”, arengó. Y extendió su júbilo hasta la celebración del Aniversario de la Revolución Mexicana. “El 20 de Noviembre será de verdadera fiesta”, anticipó. Y criticó: “Los de antes, los neoliberales se propusieron hacer olvidar al pueblo los grandes hechos de su Historia.”

A su turno el Secretario de Educación Pública Esteban Moctezuma aseguró que “el 96 por ciento de los libros de texto gratuito ya está en manos de niños y profesores. 176 millones”. Ediciones en Braille. En lenguas indígenas. “Y por primera vez se digitaliza su contenido”, afirmó con apenas contenida alegría.

Acontecimiento en cuyo curso el Presidente López Obrador se declaró franco enemigo de la Ley del Talión. “Si se cumpliera el ojo por ojo y el diente por diente abundarían los tuertos y los chimuelos”.

“Nosotros no emplearemos al Ejército y la Marina contra el pueblo. Nosotros no somos como los de antes. Hay hoy -como está de moda decirlo- un Nuevo Paradigma en Seguridad Pública”

Sumo su tristeza a la de familiares de soldados y marinos muertos en el cumplimiento de su deber. “Nuestras Fuerzas Armadas son pueblo uniformado. Me apena la muerte de esos caídos. En rigor me entristece la muerte de un ser humano”.

Y pasadas las 8 de la mañana la emprendió con Moctezuma Barragán hacia la cercana escuela donde inauguraría el ciclo escolar 2019-2020.