abc Radio


Municipios mexiquenses viven de la pirotecnia y la tragedia

  • Miércoles 20 de diciembre de 2017
  • en Sociedad

Ayer se cumplió un año de la explosión del mercado de cohetes de San Pablito, Tultepec, que dejó 42 víctimas mortales, y a pesar de la tragedia, las familias siguen con el manejo de pólvora y fabricación de cohetes, ya que es su manera de subsistir.

En el Estado de México al menos 60 municipios se dedican a la fabricación de pirotecnia y los accidentes derivados de esta actividad se han convertido en una constante, tan solo este año se lleva una docena de acontecimientos.

La entidad mexiquense se ha convertido en el principal productor de fuegos artificiales artesanales del país, a tal grado que Tultepec es conocido como la capital de la pirotecnia, pues tienen casi dos siglos elaborando este tipo de productos y actualmente el 65% de la población está involucrada directa o indirectamente en esta actividad.

Entre los municipios que más destacan por esta actividad son, además de Tultepec: Almoloya de Juárez, Amecameca, Axapusco, Ozumba, Texcoco y Zumpango.

Por ende, la elaboración de fuegos pirotécnicos les permite dar sustento de forma directa a 40 mil familias.

Pero no es el único estado donde ocurren accidentes de este tipo, ayer estalló un polvorín en el estado de Puebla que dejó cuatro heridos, entre ellos el regidor de Protección Civil, Pedro Murrieta, quien presuntamente es el dueño de la fábrica de pirotecnia donde se registró el siniestro.

También en San Luis Potosí han ocurrido explosiones como la registrada el pasado lunes donde estalló un almacén clandestino en la capital del estado que dejó tres lesionados.

Debido a que en al menos 60 municipios mexiquenses se dedican a la fabricación de pirotecnia, los accidentes derivados de esta actividad se han convertido en una constante; explosiones de polvorines o inclusive en celebraciones religiosas, han provocado que año con año se contabilicen víctimas mortales o personas que han perdido alguna extremidad por el uso de pólvora.

La entidad mexiquense se ha convertido en el principal productor de fuegos artificiales artesanales del país, a tal grado que Tultepec es conocido como la capital de la pirotecnia, pues tienen casi dos siglos elaborando este tipo de productos y actualmente el 65% de la población está involucrada directa o indirectamente en esta actividad.

Todos los fuegos artificiales en la totalidad que se elaboran en los municipios que se dedican a su fabricación los elaboran a mano, incluyendo cada uno de los procesos. Éstos se crean, en su mayoría, en pequeños talleres, donde se producen desde pequeños petardos hasta aquellos que son utilizados en espectáculos profesionales.

Entre los municipios que más destacan por esta actividad son, además de Tultepec: Almoloya de Juárez, Amecameca, Axapusco, Ozumba, Texcoco y Zumpango. Por ende, la elaboración de fuegos pirotécnicos les permite dar sustento de forma directa a 40 mil familias, y es que en los 125 municipios mexiquenses se llega a comercializar diversa juguetería pirotécnica.

A ello se suma que la población católica en la entidad utiliza pirotecnia en las celebraciones patronales en ciertas fechas del año como Semana Santa, 15 de septiembre y Año Nuevo, se recurre a los fuegos pirotécnicos. Para dar una idea de la relación entre pirotecnia y festividades religiosas, vale la pena mencionar que en el Edomex existen poco más de ocho mil 200 iglesias.

El manejo cotidiano de la pólvora ha traído consigo diversos accidentes, muchos de ellos fatales, al provocar la muerte inclusive de varias personas que se dedican a esta actividad. Algunos de ellos han sido registrados, pero también hay otros que prácticamente ninguna autoridad ha tomado en cuenta, pues son los mismos artesanos quienes se hacen cargo de trasladar a sus heridos.

De hecho en la gran mayoría de incidentes que se registran, sobre todo en talleres y polvorines de este territorio estatal, los artesanos se organizan para evitar que en estos incidentes lleguen medios de comunicación o incluso autoridades policíacas, “si tenemos un accidente y esto se sabe, nos perjudica, pues llegan a clausurar el inmueble y nos quedamos sin trabajo”, refirió un artesano originario de San Mateo Tlalchichilpan en Almoloya de Juárez.

A ello se suma, platicó, el hecho de que los medios de comunicación llegan a publicar fotos que realmente se convierten en un insulto para la familia no solo de las víctimas, sino de toda la familia de artesanos de la pirotecnia, “cuando hay explosión, generalmente las víctimas son despedazadas o se quedan sin una mano o pies, por eso las fotos son muy grotescas y algunos medios de comunicación no respetan, por eso no es bueno que vengan”, añadió.

 

Recuento de las tragedias registradas en 2017

 

Iglesia del Cerrillo

A mediados del mes de marzo la comunidad católica del Cerrillo Vista Hermosa, perteneciente a Toluca, celebraba sus fiestas patronales cuando explotaron cohetones al interior de la iglesia principal, lo que dejó al menos cinco personas lesionadas.

El incidente fue generado por un descuido en el almacenamiento de la pirotecnia que se iba a quemar en el espectáculo inaugural de las festividades del santo patrono del poblado.

 

FIESTA PATRONAL DE SAN PEDRO LA HORTALIZA

El 14 de mayo, al menos diez personas resultaron heridas luego de la explosión de pirotecnia durante las festividades de la iglesia de Fátima de la comunidad de San Pedro la Hortaliza.

 

TULTEPEC SE

 VISTIÓ DE LUTO

A mediados del mes de agosto, el municipio de Tultepec se volvió a vestir de luto tras la muerte de dos personas, luego de una explosión de un taller clandestino que se dedicaba a la elaboración de fuegos pirotécnicos.

El trágico hecho ocurrió en el interior de una vivienda localizada en la calle de Salvador Díaz Mirón y la avenida Centenario, esto en la colonia Amado Nervo del municipio de Tultepec. También hubo una persona herida que fue canalizada a un hospital de la región.

 

SAN MIGUEL, EN ALMOLOYA DE JUÁREZ

El 26 de septiembre una fuerte detonación alertó a habitantes del poblado de La Loma de San Miguel, perteneciente a Almoloya de Juárez, debido a la explosión de un polvorín, lo que afortunadamente no arrojó personas lesionadas.

El dueño del polvorín, con lágrimas en los ojo, solo observó cómo parte de su patrimonio quedó destruido tras el incidente que sucedió esa mañana.

 

SE CIMBRA TLALCHICHILPAN

El viernes 13 de octubre una persona resultó herida después de la explosión de un polvorín ubicado en el cerro del Molcajete, perteneciente a la comunidad de San Mateo Tlalchichilpan.

 

OTRA VEZ en TULTEPEC

A finales de octubre, un nuevo incidente ocurrido en un polvorín de Tultepec provocó la muerte de un hombre de entre 40 y 45 años de edad.

La explosión que movilizó a los servicios de emergencia sucedió en el módulo 39 de la avenida Sauces, esto en el barrio Xahuanto. Ahí quedó el cuerpo sin vida de un hombre y por lo mismo provocó el arribo de las autoridades correspondientes.

EXPLOTA BODEGA

El lunes 20 de noviembre la explosión de una bodega, donde se fabricaban y almacenaban artículos pirotécnicos, dejó como saldo a tres personas lesionadas.

Vecinos del ejido de Santiago Teyehualco, en la zona limítrofe de los municipios de Tultepec y Tultitlán solo escucharon una fuerte explosión en una casa-habitación ubicada sobre la Calle Matamoros, esquina con Recursos Hidráulicos.

 

EN VILLA VICTORIA

En los últimos días del mes de noviembre una persona murió y cinco más quedaron lesionadas, tras un estallido que cimbró una vivienda usada como polvorín en la comunidad de San Diego Suchitepec, perteneciente al municipio de Villa Victoria.

Según fuentes policiales, dentro del inmueble ubicado en el Barrio de La Luz eran almacenados varios kilogramos de explosivos usados para la fabricación de juegos pirotécnicos, pero al parecer una chispa provocó la tragedia.

 

MELCHOR OCAMPO

El cinco de octubre, en el municipio de Melchor Ocampo, una bodega donde se fabricaban y almacenaban artículos de pirotecnia estalló y lamentablemente un hombre sufrió doble amputación. El estallido se originó en el área de talleres de artículos pirotécnicos entre los límites de Tultepec y Melchor Ocampo, sobre la Avenida Totoltepec en la comunidad de Tenopalco.

 

POLVORÍN EN ACAMBAY

El pasado cinco de diciembre, una tremenda explosión cimbró la Loma de San Ángel y prácticamente hizo volar a dos personas; mientras una murió, la otra resultó con quemaduras en la mayor parte de su cuerpo y fue trasladada vía aérea.

 

OTRO EN ALMOLOYA

El 11 de diciembre, previo a los festejos guadalupanos, dos personas lesionadas y cuantiosos daños materiales dejó como saldo la explosión de pirotecnia que se almacenaba clandestinamente en un domicilio, ubicado en el barrio San Pedro, de la comunidad Navidad en el municipio de Almoloya de Juárez.

 

TRAGEDIA EN JILOTEPEC

La última explosión registrada ocurrió el pasado 15 de diciembre, donde al menos seis personas perdieron la vida, otras cinco resultaron gravemente heridas y una más está como desaparecida. El estallido ocurrió en una fábrica de fuegos pirotécnicos que movilizó a comuneros y a los servicios de emergencia. El estruendo cimbró una gran parte de la comunidad de San Lorenzo Opteyuco, en medio de una zona arbolada conocida como El Ejido de San Lorenzo.