abc Radio


Pirotecnia vive una crisis en Tlaxcala

  • Sábado 1 de septiembre de 2018
  • en Sociedad

Tlaxcala
.- La industria de la pirotecnia en Tlaxcala enfrenta una de las crisis económicas más severas de su historia, pues las ventas se desplomaron 60% desde los movimientos telúricos de septiembre del año pasado, cuando el Instituto Nacional de Antropología e Historia prohibió la quema de cohetones y fuegos artificiales durante las celebraciones religiosas para evitar que las ondas sonoras causen afectaciones a la integridad del cerca de centenar de templos que resultaron dañados en el estado.

Esta es una de las principales causas por las que algunos artesanos hayan abandonado el oficio, el otro arte efímero tlaxcalteca, en el que hombres y mujeres se juegan la vida todos los días entre los polvorines. Aquí, un descuido sobre el manejo de artefactos a base de pólvora, podría provocar un desastre.

Continuarán operativos contra pirotecnia en Tultepec

Durante un recorrido por los municipios de Sanctórum, Lázaro Cárdenas y Xaloztoc, los principales centros productores del estado, El Sol de Tlaxcala constató el aumento de las horas de trabajo de estas familias en los talleres, que tradicionalmente desde la última semana de agosto hasta el 6 de enero se dedican a la manufactura de cohetes de arranque, de trueno y luces, bombas, toritos y hasta castillos con imágenes religiosas y de héroes de la Independencia.

Malos tiempos

Bajo extremada seguridad, don Miguel Magdaleno carga el clorato de potasio a los cohetones de arranque en el polvorín 1087.

Sin embargo, el mal manejo de esta sustancia ha dejado unas 30 personas fallecidas del año 2000 a la fecha. Los casos más recientes fueron las más de 20 personas fallecidas el 15 de marzo de 2013 en una procesión del Señor de los Tres Caminos en Nativitas. Además, cuatro personas más quedaron calcinadas en la colonia Chapultepec, municipio de Ixtacuixtla a inicios de 2017.

Explosión de polvorín en Zumpango deja un muerto

Pirotecnia de calidad

Los coheteros expresaron que a la crisis se suma la entrada de productos apócrifos procedentes de China y la venta clandestina de los artefactos en México.

El cohetero Miguel Magdaleno explicó que en el taller de sus compadres, el trabajo es artesanal, y se preocupan de que los artículos tengan calidad, además de cumplir con las regulaciones de la Sedena.

“Invitamos a la población tlaxcalteca a que compre nuestra pirotecnia, pues está hecha con pólvora seca, cada cohetón es elaborado en forma individual”, manifestó.

Explicó que el cohete de arranque contiene en su elaboración barro, pólvora seca, clorato de potasio y aserrín de tal forma de que no existan explosiones. En otro polvorín se arman los castillos e imágenes con otate, varas y aluminio.