abc Radio


Prefiere la ciencia a la actuación

  • Viernes 27 de octubre de 2017
  • en Sociedad

El profesor George Smoot III, astrofísico norteamericano y premio Nobel de Física en 2006, impartió la conferencia Trazando el universo y su historia, donde habló de los más recientes descubrimientos en ondas gravitacionales, agujeros negros y la colisión de estrellas de neutrones.

La explanada del Instituto Tecnológico de Chihuahua fue la sede para que se desarrollara la conferencia como parte de la Iniciativa Honeywell para la Ciencia y la Ingeniería (HISE) uno de los principales programas educativos a nivel global que tiene alcance entre universidades de China, República Checa, India, México, Rumanía y Estados Unidos, donde se busca que los alumnos y maestros puedan ver cómo la ciencia y la ingeniería pueden colaborar con las empresas para inspirar a los estudiantes a elegir carreras en las áreas de ciencia e ingeniería.

El doctor en Física recibió el Premio Nobel por descubrimientos clave que avanzaron nuestra comprensión del Big Bang, evento que creó a nuestro universo hace casi 14 millones de años, al iniciar su ponencia destacó que hablaría acerca de lo más actual que se ha dicho sobre las ondas gravitacionales y los hoyos negros, eventos de gran importancia e interés de los científicos.

Habló acerca de la primera detención de ondas gravitacionales, la primera observación de hoyos negros y su formación, el modelo astronómico de hoyos negros. “Los alumnos que están aquí el día de hoy se encuentran al inicio de un increíble viaje de aprendizaje y descubrimiento”, dijo el ponente, quien además los invitó a que busquen las oportunidades que más les entusiasmen, pues solo de esta manera tendrán un gran impacto en la sociedad.

El doctor en Física abordó en su ponencia aspectos importantes desde noviembre de 1915 cuando se publicaron los cimientos de la teoría de la relatividad de Albert Einstein.

Ante los estudiantes del Instituto Tecnológico de Chihuahua realizó la explicación de cómo acotaron dos agujeros negros con una masa de 62 veces a la masa del sol. Evento que lograron captar el 11 de febrero de 2016. Tienen 36 veces el tamaño del Sol con una distancia pequeña con una velocidad más grande a la de la luz, todo se observó en medio segundo.

Los agujeros negros emiten energía y debido a ella al acercarse a ellos se hacen más rápido en el punto que los dos hoyos se fusionan hasta hacer uno solo, dando forma de un anillo.

En pantalla colocó una simulación de galaxias y estrellas, cómo se veían los hoyos negros.

Dijo que había que recordar que se había dicho que los hoyos negros no existían, a la gente le costó muchos años ponerse de acuerdo, primero fueron las ondas gravitacionales que muchos de los ejemplos fueron falsos.

Relató que Hulse-Taylor con el pulso binario recibieron el Premio Nobel de 1993. Luego siguieron las investigaciones hasta llegar a datos más precisos sobre las ondas

gravitacionales.

El responsable de las primeras observaciones fue Joseph Weber, diseñó un detector que es una barra de resonancia de frecuencias. Barra de aluminio puro para resonar una frecuencia de mil 660 Hertz y dio la piedra conferencia pública de los

láseres.

LIGO TIENE 40 AÑOS

EXPERIMENTANDO

En 2016 se detectan las ondas gravitacionales y agujeros negros, algún día vamos a tener mejores computadores a lo mejor en cinco años, y la información que se duplique será muy imperante.

En el 2015 tuvieron la oportunidad de observar dos eventos de hoyos negros confirmados y uno más como candidato gracias a las observaciones de LIGO.

En septiembre de 2017, el Observatorio Virgo cuenta con un tercer detector que permitirá mejor ubicación de los eventos.

Se está empezando a ver una lista de hoyos negros y el espacio que van en lares binarios, sabemos las masas, y hemos aprendido esto gracias a las ondas gravitacionales.,

Dijo que es difícil medir la distensión de los hoyos negros, pero se sigue desarrollando el inventario de los hoyos negros que nos dan la pauta del origen del universo. Reconoció que los hoyos negros son muy aburridos, pero si eres científico es muy sencillo, se juntan los dos. Hacer el cálculo es un relajo.

Destacó que debe seguirse trabajando en la astronomía, ya que ha habido la propuesta de un detector en el espacio, proyecto que probablemente pueda realizarse dentro de diez años.

Además, explicó que en agosto de 2017 pudieron observar la colisión de estrellas de neutrones, donde al fusionarse de sugiere que forman elementos pesados como es el oro. Al fusionarse las estrellas ocasionan una supernova y pueden emerger galaxias. Reconoció que las estrellas de neutrones son cuestiones complicadas y tienen una atmósfera de protones, por lo que hay más cosas que investigar, por lo que en un futuro con la tecnología y los eventos que se han visto, se podrá saber más del universo.

Al terminar su conferencia, algunos de los asistentes tuvieron la oportunidad de preguntar al científico, quien de manera sencilla les respondió.