abc Radio


Preocupada la Iglesia por feminicidos en Tabasco

“No hay que buscar culpables, sino encontrar soluciones”, sostuvo el obispo de Tabasco, Gerardo de Jesús Rojas López, en referencia a los casos de feminicidio (tres en lo que va de enero) registrados en diferentes municipios de la entidad.

Hizo un llamado de respeto a la vida humana, al tiempo que pidió a las autoridades locales para que pongan atención a la situación, no obstante la baja en la percepción de inseguridad revelada hace unos días.

“Nuestra llamada es a través de la vida de fe, San Pablo dice: qué no saben ustedes que son templo vivo del Espíritu Santo, entonces el que profana ese templo, que es la vida, el cuerpo de un hermano, entonces profana a Dios”, puntualizó.

Rojas López señaló que tanto las autoridades como los ciudadanos y las instituciones tienen que abonar a la tarea de ofrecer mejores condiciones de seguridad y de esa manera poder evitar que se sigan presentando toda clase de delitos, sobre todo los asesinatos de tal naturaleza.

Víctima de violencia en noviazgo

Por otro lado, la Secretaría de Salud de Tabasco reveló que en la entidad una de cada tres adolescentes es víctima de violencia en el noviazgo.

La responsable del programa de Prevención a la Violencia de Género, Ana Luisa Trinidad Gómez, dio a conocer que el preámbulo de la violencia en pareja inicia en el noviazgo con las prohibiciones, control para vestir o comportarse ante algunas personas.

“Durante mucho tiempo se había estado naturalizando ciertos comportamientos, y se cree que si alguien te cela es porque te ama, pero actualmente podemos reconocer que son ejercicios de control y de poder sobre una persona”, abundó.

Las autoridades han informado que el problema de feminicidio empieza en el seno familiar o de amistad.

La especialista expuso que “si un novio te manda 10 mensajes por minuto, eso es un tipo de violencia; si jugando te pellizca, empuja o abraza muy fuerte, también se podría calificar como agresión, al igual que si te prohíbe hacer determinadas cosas”. Estas actitudes, dijo, son de las más comunes.