abc Radio

Proponen 22 años de cárcel a defraudadores

Se indicó que cuando sucedan este tipo de delitos se aumentará una tercera parte las sanciones establecidas para Fraude, dependiendo el valor de lo defraudado

Con el fin de castigar sin derecho a fianza y hasta con 22 años seis meses de prisión los fraudes en la venta o renta de departamentos “fantasma”, se sometió al Pleno del Congreso de la Ciudad de México un proyecto para modificar el Código Penal local.

En la iniciativa, turnada a la Comisión de Administración y Procuración de Justicia, el presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales e Iniciativas Ciudadanas del Congreso capitalino, Nazario Norberto Sánchez, informó que actualmente la mayor sanción que puede establecer un juez está en el rango de seis a 11 años, por lo cual se propone incrementarla a un máximo de 22 años, seis meses de prisión.

Se indicó que cuando sucedan este tipo de delitos se aumentará una tercera parte las sanciones establecidas para Fraude, dependiendo el valor de lo defraudado.

“Se propone adicionar un último párrafo al artículo 231, para agravar en una tercera parte cuando se cometan las siguientes conductas:

Cuando se enajene alguna cosa de la que no tiene derecho a disponer o la arriende, hipoteque, empeñe o grave de cualquier otro modo; Cuando vendan a dos personas una misma cosa, sea mueble o inmueble, y cuando venda o traspase una negociación sin autorización de los acreedores de ella”, manifestó.

De acuerdo a los Boletines Estadísticos de la Incidencia Delictiva en la Ciudad de México, los delitos contra el patrimonio,se han elevado en números rojos, mientras que las alcaldías con mayor índice de carpetas de Investigación durante el pasado mes de Julio de este año fueron Cuauhtémoc, con 1,913, Iztapalapa, con 1,851, Gustavo A Madero, con 1,204, Benito Juárez, con 1,193, y en quinto lugar, Miguel Hidalgo, con 1,016 carpetas de investigación.

En el documento se especifica que la conducta que más se comete es fraude y éste se ha visto en aumento, pues los delincuentes cada vez tienen nuevas formas para defraudar sobre todo a los que requieren de adquirir o rentar una vivienda.