abc Radio


Prueba en Guanajuato…

  • Jueves 31 de agosto de 2017
  • en Sociedad

El Instituto de Ecología trabaja actualmente con un horno que fue diseñado por miembros de la Universidad de Guanajuato, que serviría para que los ladrilleros del estado mejoren sus condiciones laborales y contaminen menos.

Así lo dio a conocer el director del Instituto de Ecología del Estado, Juan Ángel Mejía, quien mencionó que el prototipo se instalará en un terreno de la máxima casa de estudios en Irapuato, y que se buscaría que otros municipios lo adopten una vez probada su eficiencia.

Al respecto, señaló que en el caso del Guanajuato, en donde se busca llevar a cabo un parque ladrillero en algún terreno del sur de la ciudad, “una vez que el municipio tenga el predio, que ellos lo compren, que cumpla con la normatividad, obviamente podríamos buscar instalar este horno, y también capacitar a los productores porque la idea de trabajar con la Universidad es que el proyecto, en el área del Copal, en Irapuato, sirva como una entidad de experimentación académica para que los productores puedan trabajar ahí”.

Dijo que se trata de un proyecto en que el deberán cumplirse uno a uno los pasos necesarios, ya que por el momento dijo no contar con la información sobre el terreno en el que se llevaría a cabo la instalación.

Señaló que, por ahora, el área de Calidad del Aire del organismo a su cargo, ha estado trabajando con el municipio capitalino, y que en este sentido han aprovechado las experiencias de otros municipios en el tema, para poder utilizarlas en beneficio.

Dijo que lo que se busca es que el horno cumpla con la normatividad, y que deje de ser visto como “una entidad artesanal, sino que sea regulado con normas ambientales como pequeña y mediana industria y que aplique una licencia de funcionamiento y con ello se podría cumplir totalmente las normas de calidad del aire”.

Finalmente, comentó que el costo del horno es de 2.5 millones de pesos, y que éste contaría con cinco cámaras de horneado, con lo que se podría realizar una producción de hasta 25 mil ladrillos al día.

De este recurso, los productores aportan una cantidad mínima, ya que se trata de un programa en el que participarían más instituciones como Desarrollo Económico entre otras.