abc Radio


“Queremos seguridad no mochilas”, estudiantes marchan en Guadalajara

  • Lunes 4 de septiembre de 2017
  • en Sociedad

GUADALAJARA.- ¿Y si en lugar de mochilas, nos dan seguridad?, pregunta o consigna, pero plasmada en una de tantas cartulinas, que los jóvenes cargaron, levantaron y gritaron, para exigir a los tres niveles de gobierno.

Vestidos de blanco, más de 9 mil 500 gritaron una exigencia que atañe a toda la sociedad, a todas las víctimas de la delincuencia como es el caso del estudiante de prepa, Francisco….ese joven asesinado arteramente a pesar de que entregó su celular y cuyo caso generó la movilización.

Palacio de Gobierno amaneció cercado, con una reja alrededor de la sede del Poder Ejecutivo.

Nadie dijo esta boca es mía, nadie respondió, pero ahí quedó el clamor de casi 10 mil gargantas que piden calles seguras.

Ni la amenaza de lluvia frenó la movilización qué, como se advirtió en forma previa, partió de dos puntos hacia uno en común: La plaza de la Liberación, que se vio repleta.

Fue puntual, sobria, de blanco, pero contundente, con reclamos puntuales y a nombre de quienes -afirman estudiantes- les han arrebatado la voz.

Convocaron a las 9 de la mañana para partir a las 10:00 horas, un contingente desde Rectoría General y el otro desde el Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingeniería (CUCEI), donde estudiaba idiomas Francisco Álvarez, ese joven que el miércoles pasado por la tarde fue interceptado por un sujeto que le quitó su celular -al que el joven le entregó el aparato sin resistencia- y el asaltante de todas maneras lo através con un cuchillo, quitándole la vida al instante.

Del primer punto, según Protección Civil, partieron unas 8 mil personas y del CUCEI se calcula en mil 500, para un total de 9 mil 500, suficientes como para llenar la plaza Liberación que no soporta más de diez mil asistentes. Lució repleta.

El templete, situado frente al Teatro Degollado, fue  escenario de fuertes reclamos, más aún que no se trata de la primera vez y los universitarios han sido insistentes, sin encontrar respuesta idónea por parte de la autoridad.

Sus compañeros de salón, del ballet de la prepa -donde participaba Francisco Álvarez- sentenciaron, con palabras de él mismo: “Canta, grita, llora. Destruye el imperio y  construye uno mejor….”.

 

 

/dec