abc Radio

Recolectarán grasas y aceites usados en el Centro Histórico

Se trata de un programa piloto de recolección de residuos grasos que funcionará durante las próximas ocho semanas en el mercado 2 de abril

Para evitar que las grasas y aceites que son vertidos en las coladeras o tuberías tapen el drenaje, la Autoridad del Centro Histórico colocó el primer contenedor público para que locatarios y vecinos del mercado 2 de abril y del barrio de Santa María la Redonda, en la colonia Guerrero, Perímetro A del primer cuadro de la ciudad, depositen este tipo de residuos.

Se trata de un programa piloto de recolección de residuos grasos que funcionará durante las próximas ocho semanas en el mercado 2 de abril –uno de los 20 que hay en el Centro Histórico-, pero que se prevé extender a los mercados de Abelardo Rodríguez y San Juan. Una vez evaluado su funcionamiento se podría generalizar en el Perímetro A y B.

La dinámica consiste en que locatarios y vecinos depositen grasas y aceites usados en una botella de plástico -está prohibido depositar envases de vidrio-, la cual depositarán cerrada en el contenedor. Los residuos grasos no deberán contener tóxicos como cloro o amoniaco. Cada semana la empresa Reoil Internacional acudirá a recoger los desechos.

La coordinadora general de la Autoridad del Centro Histórico, Dunia Ludlow, explicó que se eligió el Mercado 2 de abril para instalar el primer contenedor, ya que es un punto recurrente en el Sistema de Aguas de la ciudad para azolvar. Esto debido a la presencia de cocinas que hay en el barrio de Santa María la Redonda.

El aceite recolectado será utilizado para la fabricación de insumos usados en la industria de la curtiduría o en la transformación en biodiesel. Con esta mejor disposición de los residuos grasos, se espera que se reduzcan los taponamientos del drenaje, el cual fue cambiado recientemente como parte de las obras de mejora de Santa María la Redonda.

Al respecto Dunia Ludlow señaló que el Mercado 2 de abril será un “lugar donde podemos verter correctamente este tipo de residuos que afectan a la infraestructura, a la población, se generan encharcamientos, problemas de higiene, problemas de salud. El objetivo es que los mercados del Centro Histórico adopten buenas prácticas”.

De acuerdo con el Sistema de Aguas de la Ciudad de México, un litro de aceite contamina mil litros de agua, además, al estar combinado con jabón, por ejemplo, se endurece tanto como una piedra que sólo puede ser retirada con cincel, esto genera taponamientos en el drenaje.

Gerardo González, director de Planeación de Sistema de Aguas, agradeció que se evite tirar residuos grasos al drenaje de la Ciudad de México.