abc Radio


Recurren enfermos a la marihuana sin regular

El marco reglamentario debió alistarse desde octubre, pero la SCJN dio hasta abril de 2020 para aprobarse

Millones de enfermos de epilepsia, dolor crónico, artritis o Alzheimer se mantienen en el limbo legal ante la falta de una regulación efectiva para la venta y consumo de mariguana medicinal, lo que los orilla a buscar los medicamentos en el mercado negro, cuyo valor alcanza los 141 millones de dólares anuales.

La falta de leyes ha provocado que en todo el país haya poco más de 500 demandas de amparo para el uso lúdico de la mariguana, y al menos en una veintena de estos juicios, los ciudadanos ya han argumentado la inejecución de sentencias, una de las cuales ya llegó hasta la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

El marco legal debió estar listo desde octubre pasado, pero ante la falta de consenso en el Senado, la Corte dio de plazo hasta el 30 de abril de 2020 para que los legisladores lo aprueben.

Lo mismo ocurre en la Comisión Nacional para la Protección de Riesgos Sanitarios (Cofepris), que a 30 meses de haberse publicado las modificaciones a la Ley General de Salud, que legaliza el consumo, no ha emitido el reglamento correspondiente por lo que la Corte le puso de plazo hasta febrero de 2020 para publicar los lineamientos.

“Hoy en día, los pacientes tienen que recurrir al mercado ilegal para poder tener acceso al medicamento que requieren. En Internet y en otros canales, abundan los productos de dudosa calidad que ofrecen alternativas terapéuticas sin la seguridad que da la revisión y regulación por parte de la autoridad”, señaló Erik Ponce, presidente del Grupo Promotor de la Industria de Cannabis.

El 19 de junio de 2017 se publicaron las modificaciones a la Ley General de Salud que legalizaron el cannabis medicinal en México, dejando la regulación correspondiente en manos de la Cofepris, pero hasta la fecha siguen sin emitir un reglamento.

El Grupo Promotor de la Industria de Cannabis, conformada por un grupo multidisciplinario de académicos, científicos, médicos, inversionistas, así como potenciales productores y comercializadores nacionales e internacionales, señala que de acuerdo a datos de la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas, órgano asesor de la Organización de Estados Americanos (OEA) para el tema de drogas, la falta de regulación deja abierta la puerta para que el mercado negro ofrezca productos con supuestas cualidades curativas que ponen en riesgo a los pacientes frente a la falta de información y regulación.

Según el organismo regional, el mercado negro está valuado en 141 millones de dólares, anuales.

Los amparos contra la prohibición del uso de la mariguana fueron discutidos por ministros de la Suprema Corte el pasado 18 de febrero al emitir una jurisprudencia en la que declara inconstitucional la prohibición del consumo de esta droga, con fines lúdicos.

La Corte ha aprobado y publicado ocho tesis jurisprudenciales que derivaron de cinco amparos promovidos entre 2015 y 2018 en contra de los artículos que impiden el uso médico o recreativo de la mariguana.

La última fue el 14 de agosto de 2019, cuando emitió una sentencia en la que fijó un plazo de 180 días a la Secretaría de Salud para publicar un reglamento que garantice los derechos de los pacientes. Plazo que se vence en febrero de 2020.

Ante el retraso de Cofepris, agrupaciones comparten en Internet los formatos para que los interesados promuevan amparos por su cuenta, mientras otras ofrecen asesoría legal a cambio de una cuota de 100 pesos.

Sin embrago, aún con un amparo, quienes quieren consumir mariguana no tienen dónde comprarla legalmente ni tampoco pueden cultivarla ni procesarla sin violar la ley, por lo que la batalla legal sigue.

Dentro de los lineamientos por aprobarse, se contemplará, de manera enunciativa y no limitativa, toda la cadena de producción, desde la obtención y almacenamiento de semillas, su cultivo, cosecha, procesamiento, transportación, comercialización, y en general todas las actividades dirigidas al consumo terapéutico, la investigación científica y la práctica médica de la cannabis.

Por su parte, México Unido Contra la Delincuencia (MUCD) lanzó en meses pasados la campaña #CannabisConPermiso, una iniciativa para guiar a los consumidores de mariguana a obtener permiso para la adquisición de semillas, siembra, cosecha, transformación y transporte.

A través de una serie de videos tutoriales, esta organización muestra los pasos a seguir para obtener el permiso, desde el trámite ante la Cofepris hasta el juicio de amparo. “Tramita tu permiso para uso adulto de cannabis. Recuerda que hasta que no obtengas tu permiso, realizar esas actividades es ilegal”, se aclara en la campaña.