abc Radio


Se debilita cordón litoral del sur de Tamaulipas

  • Martes 29 de agosto de 2017
  • en Sociedad

El aporte de 600 millones para dar inicio a la primera etapa de recuperación del cordón litoral en la zona norte de Miramar está detenido y pone en riesgo a más de 30 mil personas que habitan colonias de Ciudad Madero que junto con Tampico y Pánuco, son la segunda zona más vulnerable a inundaciones antecedida por Villahermosa, de acuerdo con la Comisión Nacional del Agua.

Pedro Granados Ramírez, titular de la Unidad Estatal de Protección Civil en la entidad, señaló que a lo largo de la costa de Tamaulipas hay varias zonas vulnerables por el debilitamiento del cordón litoral y la invasión, así como relleno de cientos de hectáreas de laguna, que es de la de mayor riesgo dado la densidad poblacional.

Al hablar sobre el proyecto de recuperación por el daño a la costa que fue advertido hace más de seis años, explicó que ha habido gestiones por parte de la Administración Portuaria Integral de Altamira para lograr recursos para llevar a cabo acciones en la zona y con ello evitar la penetración del mar en caso de una marea de tormenta.

“No estamos seguros si en el último año del actual gobierno federal le invierta esa cantidad de dinero para este proyecto, la gestión ha corrido por parte de API Altamira y la tiene muy avanzada y están a la espera de que Hacienda otorgue estos recursos”, señaló Granados Ramírez.

De acuerdo con lo expresado por los especialistas en la materia, el impacto cercano o directo de una tormenta tropical o huracán en la zona sur crearía el efecto de marea de tormenta que consiste en penetración del mar a zonas bajas como serían las marismas y lagunas, incluyendo aquellos sectores rellenados que obligarán al agua a escurrir a otros sectores de la ciudad.

Granados Ramírez manifestó que es necesario el cordón litoral para evitar una situación de riesgo mayor como la ocurrida en Villahermosa, Tabasco hace unos años, donde gran parte de la ciudad se inundó, lo que está pasando en Houston, Texas.

Sostuvo que se requiere de una situación de voluntad política para facilitar la aplicación de estos recursos consistentes en 600 millones pesos para reparar al menos los primeros tres kilómetros de cordón litoral y evitar la inundación de una parte del sur de Altamira y el norte de Madero.