abc Radio


Si no reemplacaste en Edomex, tu auto irá directo al corralón

Un agente de tránsito podrá retener su vehículo por lo que usted no lo remolcará

¿Usted no reemplacó? A partir de mañana los vehículos con placas del Estado de México, expedidas en 2013 y años anteriores, que no hayan reemplacado serán detenidos por agentes de tránsito y enviados a un corralón.

La última reforma al artículo 8.20 del Código Administrativo del Estado de México, propuesta por el gobernador y aprobada por los diputados locales, que ha sido publicada en Gaceta de Gobierno y entrará en vigor desde enero del 2020 autoriza a las autoridades de tránsito a retener los autos y a remitirlos a un depósito por no tener placas vigentes.

El ajuste, parte del paquete fiscal, señala que: “Solo procederá la retención de vehículos y su remisión inmediata al depósito más cercano, en los casos siguientes:

1.-Cuando el vehículo porte placas de matriculación que no estén vigentes. Tratándose de vehículos de uso particular, las autoridades de tránsito realizarán el retiro de las placas para su envío a la Secretaría de Finanzas”.

Anteriormente la ley permitía a los propietarios que al retirar las placas se permitiera la circulación del vehículo por única ocasión para resguardarlo.

Además, para este 2020, los costos de trámites y servicios vehiculares proporcionados por las diferentes dependencias del Gobierno del estado de México aumentarán en casi 6 por ciento.

De acuerdo con las tarifas publicadas por el Gobierno estatal, el costo por las nuevas placas particulares será de 796 pesos, cuando este año costaron 751 pesos, aunque fueron subsidiadas en el segundo semestre del año en porcentajes del 100, 50 y 25 por ciento.

El refrendo será de 660 pesos y las licencias para conducir de automovilista y de motociclista tendrán un costo de 532 pesos por un año de vigencia, la de chofer particular 697 pesos también por un año.

El costo de las placas de uso particular aumentarán de 751 a 796 pesos, aunque si los vehículos 2014 y 2015 reemplacan en los primeros seis meses del año tendrán un descuento de 50 por ciento. Quienes no hayan cambiado sus láminas este año deberán cubrir el costo completo.