abc Radio


Veracruz se viste de amarillo y morado: sembradíos de flor de muerto listos para la celebración

  • Miércoles 25 de octubre de 2017
  • en Sociedad

Rafael Delgado, Ver.- Los campos de Rafael Delgado lucen los colores amarillo y morado de sus flores para esta temporada de Día de Muertos. Se observan desde la parte del cerro de Tonalixco como tapetes que dejan ver la belleza de la naturaleza.

Un paisaje hermoso que sólo se podrá ver por unos días, pues los campesinos habrán de cortar esas flores.

flordemuerto-diademuertos-veracruz.jpg
 

De esta manera, los campesinos se preparan para el corte y venta de la flor de cempasúchil, moco de pavo y monte casino para el Día de Muertos, esperando recaudar lo que invirtieron durante la cosecha de este año

Los productores comercializarán la flor en los mercados de la zona, en especial el que se ubica en Jalapilla en el lugar conocido como El Crucero, donde habrán de llegar los revendedores de flores de temporada. Otros lo harán en el mercado Venustiano Carranza o de Flores de Orizaba, y finalmente quienes lo hagan en las entradas de los panteones municipales.

flordemuerto-diademuertos-veracruz-1.jpg
 

De acuerdo con Pablo Baltazar, el exceso de flor provocará que su costo sea bajo. “Hay mucha flor, por eso esta barata, nosotros la tendremos que vender por rollo entre los 50 a 60 pesos. Es un manojo, porque no hay medida para ello, vamos a salir parejos, sin ganancia”.

Puntualizo que estas plantas que solo se dan en estas fechas cada año, requieren de mucho cuidado e inversión. “La sembramos en agosto y tarda tres meses en salir, el producirla sale caro porque todo está caro, tan solo el fertilizante cuesta 350 pesos y tenemos que utilizarlo para que salga bonita y pueda ser comercial, los cambios de clima hace que la flor se marchite, se queme o salga “papalotuda” como nosotros la llamamos y así ya no sirve, se queda para abono para la tierra, pero son pérdidas”.

flordemuerto-diademuertos-veracruz-3.jpg

En cuanto a la venta, dijo que algunos acuden al mercado de Jalapilla que es un lugar propio de los floricultores, pero hay compradores que van hasta el lugar donde está sembrada y compran todo, ya sea un cuarto o media hectárea, según lo que se haya sembrado y se hace el trato, lo que conviene porque no se le invierte en el transporte

Lo que si dejó en claro, es que a pesar de no obtener buenas ganancias por sembrar y cosechar este tipo de flor cada año, se siembra por tradición que por negocio.

/amg