abc Radio


Violencia de género: La pesadilla de vivir bajo agresión

Irene denunció pese a los obstáculos impuestos y entre la transición a la Fiscalía que priorizará a las mujeres

“Fuiste tú pero no le voy a bajar y ahora voy a hacer ruido toda la semana, no sabes con quién te metes, eres una gata”, le dijo Jorge a Irene mientras disparó al aire. Una situación que ella denunció ante la entonces Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México -ahora Fiscalía- y que sigue bloqueada.

Todo empezó en junio de 2018 cuando Irene, nombre ficticio para salvaguardar su integridad, se percató que Jorge agredía a una mujer cerca de la puerta de su departamento y decidió apoyarla, ahí nacieron las amenazas verbales.

Su vecino, Jorge Arturo, tiene dos carpetas de investigación en su contra por agresiones físicas y verbales, pero el Ministerio Público las ha ido desechando.

Con el paso de los días y los años, el agresor ha subido sus amenazas. Jorge pone música e incrementa el volumen en su edificio ubicado en Xola 1408, alcaldía Benito Juárez, y lo ha tomado como pretexto para agredir a Irene.

A principios de mayo del 2019 le mostró su odio con agresiones físicas, aquel día realizó una fiesta más, por lo que llamaron a los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública en tres ocasiones pero nunca llegaron, platicó Irene.

Cuando ella estaba en la calle junto a otros vecinos esperando el arribo de los elementos, Jorge bajó a dejar a unas amistades al taxi, subió a su departamento y bajó junto a un amigo, luego entre los dos la golpearon. Esto quedó registrado en la Fiscalía Desconcentrada en Investigación Benito Juárez, y el médico legista aseguró que eran agresiones que podrían sanar en menos de 15 días.

Jorge ya le mostró que puede ir más allá de acosarla verbalmente y físicamente, pues el 20 de agosto de 2019 le gritó que mataría y detonó un arma.

No es el único agresor al que se ha enfrentado Irene pues la ahora Fiscalía (antes Procuraduría) no le ha dado celeridad a sus denuncias, ni le han apoyado con seguridad, sólo el gobierno capitalino le apoya con un guardaespalda pero no está con ella las 24 horas.

“Pasa y patea mi puerta, son cosas que incluso han quedado grabadas, justo a mi salida se pone en la puerta para que a mí me dé miedo pasar, ya se la agarró contra mí, su violencia ya no es sólo gritarme cosas sino que hasta golpearme y vio que no le pasó nada después que me agredió, pues por eso sigue agrediéndome”, expresó.

“A pesar de que he puesto mis denuncias todas las han bloqueado en el MP (Ministerio Público), incluso se puede ver que los del MP lo defienden. Ya hasta instaló cámaras (Jorge) viendo directamente a mi puerta, él sabe a qué hora salgo, quien viene, él sabe cuando estoy sola, es una pesadilla”, dijo.

Este tipo de violencia que recibe Irene se da en un contexto donde la mujer en México puede ser asesinada y tiene un 90 por ciento de que los casos que se investigan permanecen sin castigo a los culpables, según datos del Diagnóstico de Acceso a la Justicia y la Violencia Feminicida presentado por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos en agosto del 2018.

A nivel nacional la violencia contra la mujer en la Ciudad de México es más alta en distintos niveles, por ejemplo, sólo de enero a noviembre de 2019 el Secretariado Ejecutivo de Seguridad registró 10 mil 796 llamadas de emergencia por violencia. Además se recibieron mil 46 denuncias vía telefónica por acoso sexual y hostigamiento, la más alta a nivel nacional.

Irene continuará el proceso en el que no le interesa llegar a un arreglo, como lo ha propuesto el MP, ella busca que el agresor tenga antecedentes para “que nunca nadie tenga que pasar por este proceso tan horrible”.