abc Radio


Suma Hermosillo 25 socavones

El socavón registrado en la noche de ayer donde cayó un dompe particular en la calle Israel Gonzáles y Eduardo W. Villa, de la colonia Jesús García, será reparado por Agua de Hermosillo (Aguah) en un transcurso de cuatro semanas, informó Miguel Ángel Santana Corrales. El gerente de Alcantarillado y Saneamiento de Aguah informó que la obra consistirá en la reparación de un colector de aguas residuales de 12 pulgadas de diámetro y que ello tendrá un costo de 900 mil pesos.

Detalló que se estará trabajando en una longitud de entre 180 a 200 metros y que se cerrará al tráfico vehicular el carril de Poniente a Oriente de la calle Israel González con Eduardo W. Villa, mientras que el otro sentido vial estará abierto al flujo automovilístico.

Con la aparición de este nuevo socavón, el organismo operador contabiliza ya 25 hundimientos en varios puntos de Hermosillo en lo que va de esta temporada de lluvias, de los cuales, la reparación de 10 ya concluyeron.

“Ahorita estamos en proceso de varios trabajos en lo largo y ancho de la ciudad que nosotros tenemos ahorita contabilizado 15 trabajos en diferentes puntos, como decía los más importantes, los más grandes que pudiéramos considerar y que afectan vialidades importantes son el del bulevar Colosio, que es un colector de 36 pulgadas y que ahorita ya tenemos un avance considerable de su rehabilitación, el otro colapso que traemos es el del bulevar Paseo Río sonora, en el cual ya tenemos ahí tres semanas casi trabajando de manera fuerte”, abundó. El funcionario aseguró que luego de reparar este último socavón registrado dejarán la carpeta asfáltica tal y como se encontraba, pues se trata de una vialidad que recientemente el Ayuntamiento de Hermosillo había recarpeteado.

Ante esa circunstancia, mencionó que el Gobierno Municipal no realizó un diagnóstico del sistema de alcantarillado de dicha vialidad, ya que se contaba recurso solo para arreglar la pavimentación y no los colectores que ya cumplieron con su vida útil.

“Yo creo que en las condiciones en que estaba la ciudad se tuvo que tomar una decisión, el hecho de que la ciudad estaba prácticamente intransitable en muchas vialidades y que requería mejorar su superficie de rodamiento para que los vehículos no presenten un daño, se tomó la decisión y se corrió el riesgo, realmente aquí lo que tenía que valorar y ponerse en una balanza; ¿qué era preferible?, ¿si estar reparando una vez rehabilitada la superficie de rodamiento en forma aislada tramitos de infraestructura o a esperar que cambiemos todo lo de abajo para poder mejorar lo de arriba y estar circulando sorbe bache tras bache?, entonces se tomó la decisión de primeramente recarpetear con el recurso que había”, manifestó.