abc Radio

Tras casos de dengue, aumenta 500% precio de citronella

  • Tania Aviles
  • Miércoles 18 de septiembre de 2019
  • en República

Ante el creciente número de casos de dengue registrados en la región, xalapeños recurren a remedios para prevenir o “curar” una enfermedad que, hasta hace unos años les era desconocida.

Los repelentes contra insectos –naturales y de farmacia- han sido los primeros en aumentar las ventas ya que diariamente cientos de personas acuden a buscar estos remedios.

A fin de no ingresar a la lista de casos de dengue, unos buscan repelentes en crema, spray o pulseras en farmacias de la ciudad mientras que otros prefieren remedios naturales como la planta de la citronella que ya se ha agotado en la región.

Para aquellos que ya sufren la enfermedad, el agua de coco ha sido un alivio para mantenerse hidratados por lo que los vendedores de estos productos también reportan incrementos. Así como la venta de paracetamol –único medicamento permitido durante la enfermedad- también ha aumentado de manera considerable en las farmacias de Xalapa.

Incrementó en 500 % el precio de citronella, hay lista de espera para una planta

La alarma por el dengue ha agotado las existencias de citronella, planta que de manera natural repele a los mosquitos. En el parque Doña Falla, donde se concentran las representaciones de los viveros de la región es casi imposible conseguir una de estas plantas que, hasta hace apenas un par de meses abundaban.

Las únicas plantas que se pueden localizar son pequeños arbustos de escasos de 5 centímetros que son comprados por los ciudadanos con la esperanza de que puedan crecer y servir para ahuyentar al temible mosquito.

Incluso, viveros tienen “lista de espera” de hasta 30 personas para recibir una planta de mayor tamaño cuyo precio pasó de 35 a 150 pesos en tan solo un par de semanas.

Carlos Clemente Solís, representante del vivero “La planta” dio a conocer que desde hace un mes comenzó aumentar la demanda de la planta. Al día, asegura, reciben más de 15 personas buscando esta planta y ante la escasez de la producción, les ofrecen ponerlos en lista de espera para que en cuanto lleguen algunos ejemplares puedan ser los primeros en tenerlas.

Nos han estado llegando cerca de 30 a la semana porque la escasez no es sólo en los viveros sino en general. De esas, vienen apartadas más de 25 y el resto se vende en cuestión de horas

Entrevistado en el vivero en el que trabaja, el comerciante reconoció que el precio se elevó de manera alarmante ya que una planta que costaba hasta hace unos meses 30 pesos como máximo ha llegado a cotizarse hasta en 150 pesos. “Todo el mundo quiere citronella, todos la buscan y están dispuestos a pagar lo que cueste por eso se volvió cara”, señaló.

A unos metros de ahí, en el vivero “El raicero”, Martín Pérez Hernández asegura que en un sólo en una semana llegó a vender los más de 200 ejemplares que tenían en el vivero y que ha sido complicado conseguir más para volver a surtir. “Hay escasez en todos lados, si buscas en todo el parque nadie tiene ya plantas de citronella”.

Foto: Cortesía

Explicó que esta planta es la única que ellos recomiendan como repelente natural de mosquitos y otros insectos pero que, ante la emergencia, ciudadanos han recurrido a comprar lavanda y hay quienes aseguran que tiene resultados similares. Aunque aseguró que él no lo avala.

Han venido por lavanda porque dicen que también es un repelente natural pero yo no estoy seguro. Si vienen por ella se les vende pero no la recomendamos como tal

Y aunque el tipo de citronella más comercializado en viveros y lugares de venta de plantas es un arbusto de hojas grandes, el comerciante reconoció que esta es solo una especie ya que la “verdadera” citronella es un arbusto silvestre muy parecido a la planta de zacate limón. “Ambas tienen el mismo olor y son efectivas como repelente. La otra especie (la silvestre) no se vende porque la gente no la busca como planta ornamental”.

Para los afortunados que ya tienen en su propiedad una planta de citronella, los especialistas recomiendan tenerla a sol directo y regarla dos o tres veces a la semana dependiendo del tamaño de la maceta a fin de que se mantenga como un arbusto de máximo 50 centímetros.