abc Radio


Tras cierre, reabren garita de San Ysidro en frontera con Tijuana

Luego de casi dos horas de este cierre, elementos de la Policía Federal llegaron al lugar sólo para agilizar el tránsito.

El Sol de México Online

Autoridades de Estados Unidos reabren garita de San Ysidro luego de que esta mañana fue cerrada, con vallas de concreto y alambres.

Esta situación ocasionó por al menos una hora y media, que miles de automovilistas no pudieran continuar su trayecto.

Cerca de 300 militares estadounidenses armados estaban desplegados a lo largo de la garita.

Luego de casi dos horas de este cierre, elementos de la Policía Federal llegaron al lugar sólo para agilizar el tránsito.

Migrantes en Tijuana
Más de dos mil migrantes llegaron a Tijuana y decidieron visitar las playas de esta ciudad mexicana, situación que alertó inmediatamente a las autoridades de Estado Unidos. De igual manera, militares se colocaron a lo largo de la frontera con nuestro país para evitar que alguna persona pudiera cruzar.

Los integrantes de las diversas caravanas que salieron de países centroamericanos en busca del “sueño americano” en donde Estados unidos, encabezado por Donald Trump les otorgue asilo o el estatus de refugiados y de esta manera consigan liberarse de la violencia y pobreza que acecha a su nación

Recientemente, cerraron parcialmente con barricadas y alambres de púas las garitas fronterizas de San Ysidro y Otay Mesa.

Trump califica a migrantes como criminales
Trump califico a los migrantes de “criminales” y acusó a la caravana de impulsar una “invasión”. Para contenerla, dispuso el controvertido envío de hasta 9 mil soldados a su frontera sur.

Los centroamericanos instalados en la playa se negaron a ir al albergue por temor a que sus datos fueran enviados al gobierno estadounidense.

Sabemos que Donald Trump está pidiendo los datos biométricos para poder hacer un decreto donde va a declarar a todos como terroristas. Definitivamente hay miedo y desconfianza
Irineo Mujica, director de la ONG Pueblos Sin Fronteras

La noche del miércoles, unos 300 residentes de Tijuana protestaron contra la caravana, cantando a todo pulmón el himno nacional mexicano y lanzando piedras contra los migrantes ante la mirada de policías.

Con información de AFP