abc Radio


Trasladan cuerpos a fosa común en Guerrero

La fiscalía del estado de Guerrero, golpeado por la violencia ligada al narcotráfico, trasladó este martes a una fosa común los primeros 20 cádaveres de un grupo de más de 400 que no fueron identificados ni reclamados y que saturan el servicio forense.

Las autoridades de Chilpancingo, crearon un lugar especial en el panteón municipal para sepultar estos cuerpos ante la falta de sitio en los centros especiales.

“Se van a trasladar en esta primera fase 20 cuerpos (…) Se tienen que hacer los nuevos embalajes de cada cuerpo, etiquetar las cadenas de custodia, las diligencias de traslado”, dijo a la prensa el subprocurador en investigación, José Antonio Bonilla.

No te pierdas: Blindan Guerrero con más de 500 policías federales

Los cadáveres abarrotan algunas instalaciones forenses de Guerrero, donde son frecuentes asesinatos y enfrentamientos a balazos entre grupos rivales del crimen organizado.

El fiscal no brindó mayores detalles sobre estos cadáveres, pero se estima que serían víctimas de la violencia criminal.

En los próximos días serán trasladados más cadáveres, todos debidamente documentados en caso de que en el futuro sea necesario desenterrarlos para su posible identificación o como parte de una investigación.

Guerrero es uno de los estados más violentos de México por la presencia de bandas del narcotráfico, particularmente en Acapulco, donde en 2015 se registraron 111 homicidios por cada 100 mil habitantes.

Entérate: Podrían identificar a cuerpos en fosas de Zitlala

A finales de noviembre, tras una denuncia anónima, se descubrieron en el municipio de Zitlala varias fosas clandestinas de donde se extrajeron 32 cuerpos y ocho cabezas.

Según fuentes oficiales, desde 2006, cuando el gobierno federal militarizó la guerra contra las drogas, más de 170.000 personas han sido asesinadas y más de 28.000 se reportan desaparecidas en México, pero la estadística no especifica detalla cuántos casos estarían relacionados con el crimen organizado.