abc Radio

Un largo viaje tricolor: Pinta a Mazatlán de verde, blanco y rojo

  • Tania Aviles
  • Lunes 16 de septiembre de 2019
  • en República

Mazatlàn,Sin.- Jonathan López Chimal tuvo que recorrer alrededor de 943 kilómetros para llegar a Mazatlán, donde “pinta” de verde, blanco y rojo a las personas que se acercan a su puesto de artículos alusivos a las festividades del 15 de septiembre.

 

Hace dos semanas salió de su casa, a las 7:00 de la mañana, y al filo de las 10:00 de la noche ya se encontraba en el puerto. Desde hace dos años realiza este peregrinar, en el que deja la ciudad de Toluca para pasar casi un mes en el puerto, y no precisamente en plan de vacaciones, sino de trabajo. Es largo el viaje que realiza, así como la estancia en la ciudad, pero lo disfruta, se enorgullece de los artículos que vende y de transmitir el fervor por las fiestas patrias.

Para llegar hasta acá hicimos al menos tres paradas por diferentes estados del país, en los que descansamos y seguimos con nuestro viaje, donde como siempre nos alcanzó la noche

 

 

Desde su arribo al puerto, Jonathan se trasladó a una conocida plaza comercial del fraccionamiento El Toreo, donde tiene instalado su puesto, el cual funciona desde mediados de agosto hasta el 17 de septiembre.

El puesto se instala desde hace seis años en este mismo lugar, donde la gente se acerca a admirar por lo que vendemos, para celebrar una de las fechas más importantes del país Jonathan López Chimal

Ahí, comenta, el punto de la vendimia es abierto todos los días, desde las 9:00 de la mañana hasta las 8:00 de la noche. Las personas pueden encontrar diversos tipos de artículos, todos de color verde, blanco y rojo, como tambores, rehiletes ocornetas, a precios muy accesibles para todos los bolsillos.

También tiene diversos accesorios para ambos sexos, ya sea un par de aretes patrios para mujeres o el tradicional sombrero, que caracteriza al típico macho mexicano, además de calcomanías, pines, muñecos, anuncios, entre otros objetos.

EL ACTOR PRINCIPAL

Lo que más vende Jonathan en Mazatlán son las tradicionales banderas, que pueden ser encontradas de diferentes tamaños.

El joven menciona que los lábaros patrios son confeccionados en una fábrica que se localiza en la comunidad de Atlacomulco, Estado de México, que se encuentra a hora y media de Toluca.

Para elaborar las banderas se tienen que tener los permisos correspondientes de la autoridad, además de que son confeccionadas a mano.

La bandera más pequeña que tiene mide entre 10 y 15 centímetros de largo por 10 de ancho con un costo de 10 pesos, mientras que la bandera grande, con una dimensión de 2 por 1.20 metros de ancho, las ofertan a 260 pesos.La ropa revolucionariala ofrece a diferentes precios, tiene blusas y faldas desde 150 a 300 pesos.

Los precios accesibles han hecho que la gente se interese por adquirirsus productos. En un principio las ganancias iban desde los 100 a los 250 pesos al día, pero actualmente la cifra se ha incrementado hasta alcanzar los 450 pesos, cantidad que aumenta conforme se acerca la fecha del festejo.

Los recursos obtenidos, señala, contrastan con los gastos que realiza durante su estancia en el puerto, que ascienden a 250 pesos diarios, principalmente de alimentación, ya que el hospedaje y la transportación corren por cuenta de su patrón.

SE PIERDE EL PATRIOTISMO

El comerciante reconoció los esfuerzos que realiza el sector educativo por inculcar entre las nuevas generaciones el amor y respeto por el lábaro patrio, y por quienes dieron su vida para liberar a México de los conquistadores.

Hace más de 10 años, recuerda, “su patrón” se dio cuenta que la gente era más patriota en el estado de Sinaloa, al tener un sentimiento profundo por los colores de la bandera mexicana.

Las personas llegan al puesto y se admiran por todo lo que ahí se vende, todo relacionado con los colores de la bandera y ahora reconocen que la celebración no es la misma, que ha cambiado con el paso de los añosJonathan López Chimal

Lo barato de los artículos, reconoce, contrasta con los gastos que se generan en su producción, así como trasladarlos de un punto a otro.En Mazatlán, son 10 puestos los que se encuentran distribuidos en diferentes puntos de la ciudad, principalmente en centros comerciales.

 

Para el vendedor de banderas, la labor que realiza es un orgullo. Después del 17 de septiembre posiblemente estará un par de días más en el puerto, para luego retornar a Toluca, donde lo espera su familia.

Es en esa ciudad donde el joven comerciante está por concluir sus estudios profesionales, por lo que no sabe si el próximo año pueda regresar al puerto con su vendimia, y con su noble labor de fomentar el patriotismo entre los mazatlecos.

DATO

10 puestos con artículos patrios elaborados en el Estado de México,se encuentran por diversos puntos de la ciudad.