abc Radio


Valida CAMe hologramas vehiculares de Hidalgo

  • Autos de la entidad podrán circular sin problema en CdMx y Edomex

Por José Luis Rico, El Sol de Hidalgo

PACHUCA, Hgo. (OEM-Informex).- Hubo riesgo de que los automóviles de Hidalgo no pudieran circular en la Ciudad de México y el Estado de México, pero en el seno de la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe) se refrendó el reconocimiento a los hologramas de verificación expedidos en esta entidad.

En reciente reunión, con la presencia de los gobernadores de Tlaxcala, Puebla, Ciudad de México, Estado de México e Hidalgo, se dio reconocimiento oficial a los hologramas cero y doble cero.

A raíz de visitas técnicas a los verificentros locales se concluyó que en Hidalgo cumple de manera plena y cabal la norma emergente 167.

“Es importante resaltar que para este primer semestre de 2017 vuelva a ponerse en vigor la norma emergente pero la idea es que, de acuerdo a las disposiciones de la CAMe, a partir del segundo semestre ya queda como norma obligatoria ya no emergente, con algunas modificaciones que seguramente habrá de hacerse”, informó el secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales de Hidalgo, Benjamín Rico Moreno.

Indicó que no existe posibilidad de que pudieran tener impedimento para circulación los vehículos verificados en Hidalgo, como se planteó a finales del año pasado.

El reconocimiento se debe, añadió, a una estricta vigilancia a los centros de verificación para que en el ámbito de sus responsabilidades cumplieran plena y cabalmente con  las normativas.

Hoy, gradualmente, los concesionarios han ido cumpliendo por lo que tienen abiertos 50 centros y pendientes 12.El funcionario indicó que dos de los 12 fueron cancelados y los restantes diez se encuentran en proceso de revisión para determinar si se les renueva o no las concesiones.

El secretario de de Medio Ambiente indicó que la cantidad de verificentros es suficiente.

Por ejemplo, Puebla, con un parque de 900 mil automóviles, cifra parecida a la Hidalgo, cuentan con solo 17 centros y cubre el 55 por ciento del parque total sometidos a pruebas anticontaminantes. Aquí, con 65 centros de verificación, el año pasado solo se cubrió el 22 por ciento.