abc Radio


Veracruz, en riesgo de insolvencia: edil de Orizaba

Por Laura CortÉs

“Debe haber reestructuración de la deuda del Estado a fin de que el Gobierno tenga recursos para cubrir sus necesidades” opinó Juan Manuel Diez Francos, presidente municipal, quien dijo que es lamentable que los legisladores no sepan del tema y no consideren la necesidad que hay de que se dé un alivio a las finanzas del Gobierno.

“En realidad creo que los diputados deberían ser más estudiosos, se trata de reestructurar deuda y no más deuda, esto quiere decir que si ahora se vence el tiempo de pagar y es una cantidad que no hay en caja para cubrir; se debe reestructurar para que se amplíe el plazo esto traerá beneficios, como por ejemplo, que se puedan bajar las tasas de interés y dar un alivio económico al Estado”.

Y dijo: “si los diputados no apoyan esta reestructuración sí puedo decir que será una irresponsabilidad”.

Precisó que la condición financiera del Estado es muy compleja, pues no hay recursos: “Soy mal político, pero sí soy buen administrador, sé de números y se lo que significa esta reestructura y sé lo que es deber dinero y no tener para pagar, deben darse cuenta que si no aceptan y no hay dinero entonces si habrá un problema muy grave, pues se puede generar una insolvencia económica terrible y eso convulsionará al Estado”.

Diez Francos, dijo que en el caso del municipio de Orizaba la deuda del Estado no impacta, ni afecta en nada, pues ya no se cuentan esos recursos: “se deben alrededor de 14 millones de pesos que son del Fondo de Infraestructura Social Municipal, además de otras aportaciones de la bursatilización que no se pagaron y otros conceptos.

, pero sabemos que no tienen recursos y por ende yo no cuento con ese dinero, yo no creo que lo paguen y por ende tampoco lo contemplo, afortunadamente se han llevado bien las finanzas en Orizaba y estamos trabajando bien, tenemos recursos, seguimos haciendo obra y no estamos varados reclamando algo de lo que sabemos no hay dinero para que se nos pague”, advirtió.

Admitió que esos recursos que no entregaron a los municipios, fueron mal utilizados y sí es reprobable, sin embargo, es una realidad que no hay modo de que se devuelvan; y adelantó que en el caso de este municipio únicamente se dejará asentado en los libros los recursos que ya no se entregaron y que quedaron en calidad de deuda, pues eso estaba presupuestado: “pero –insisto- eso no lo tengo ni siquiera contemplado”.

Destacó que es importante que este tema de la reestructuración de la deuda se reconsidere de parte de los legisladores y no se tome como tema político, pues está en juego la tranquilidad de los veracruzanos, pues se vive una situación muy compleja.

Estimó que de los 42 mil millones de pesos de deuda que se habla se mantiene en Veracruz no más de 3 mil 500 corresponden a recursos pendientes a los municipios, y que son por el atraso en la partida del FISM y la bursatilización.