abc Radio


Verificentros de Querétaro, saturados

Iris Mayumi Ochoa QUERÉTARO, Qro. (OEM-Informex).- Vehículos
formados desde las 4 de la mañana en los verificentros, e incluso
unos más que los dejaron estacionados desde un día antes, es el
panorama que se vive en los últimos días que tienen los
automovilistas para cumplir con la verificación de autos con
engomado azul y terminación de placa 9 y 0 que concluye hoy.

En un recorrido realizado por Diario de Querétaro por algunos
centros de verificación de la ciudad, se pudo constatar las largas
filas de automóviles que esperan ser atendidos para evitar la
multa que asciende a más de 870 pesos.

“Estoy aquí desde las 4:30 de la mañana y ya había como 30
carros antes, algunos dejaron estacionados sus coches para apartar
su lugar y son las 11 de la mañana y apenas voy a entrar”,
mencionó un automovilista.

Algunos se arriesgaron a llegar más tarde, encontrándose con
largas filas y un tiempo de espera de 10 minutos por vehículo,
“me puedo esperar si quieren hasta las 7 de la noche, pero nadie
me garantiza que voy a alcanzar a pasar”, refiere una
usuaria.

Así ha sido toda la semana, afirmaron los encargados, quienes
agregaron que esto se debe a que las personas suelen dejarlo para
el último minuto, a pesar de que tuvieron dos meses para llevarlo
a cabo.

“Toda la semana hemos tenido la misma cantidad de gente, la
razón es porque la gente lo deja al final, otra de ellas es que la
Sedesu y Gobierno cambiaron el sistema de verificar”,
comentó.

Son en promedio 130 los vehículos que se atienden diariamente
en los verificentros, lo cual depende del número de hologramas que
cada uno adquiera.

En el caso del Centro número 34 ubicado en la Colonia Ensueño,
tienen alrededor de 200 hologramas, con lo que planearon cerrar
este año, ya que de acuerdo a Rosa María Montoya, encargada del
verificentro, eso depende de las oficinas gubernamentales

“Mañana (hoy) es el último día, pero si yo termino hoy mis
22 hologramas ya no abriré, porque quienes venden los hologramas
son el gobierno y si está cerrado porque ya salieron de
vacaciones, aunque abra no tendré con qué verificar”,
precisó.

Por su parte, en el Centro de Verificación ubicado en Avenida
Constituyentes, atendieron ayer alrededor de 100 vehículos,
quienes después de las 11 de la mañana ya sumaban más de 90
esperando su turno, mismo caso que el ubicado frente al Auditorio
Josefa Ortiz de Domínguez, cuyos encargados advirtieron que si
abrirán hoy.

Los encargados de los centros de verificación destacaron que
tienen un tope de entre 100 y 130 vehículos al día, lo cual está
determinado por el nuevo sistema que la Secretaria de Desarrollo
Sustentable implementó desde mayo, con el que deben capturar la
información de cada vehículo que a su vez llega a gobierno del
estado.

“Tengo muchas calcomanías, el detalle es el nuevo sistema que
ya se capturan datos, se mandan y escanean al sistema de gobierno,
si el sistema me lo cierran pues ya no se puede seguir
verificando”, reconocieron.

Al respecto del nuevo sistema, Rosa María Montoya señaló que
desde mayo la Secretaría de Desarrollo Sustentable cambiaron el
sistema de verificación, reformando los verificentros, solicitando
un centro de captura y de cobro independientes, nuevas
computadoras, cámaras e instalación de dinamómetros, para poder
seguir operando.

“Empezaron desde mayo con los cambios, nos fueron avisando que
si queríamos seguir trabajando los verificientros tenían que
tener estas reformas que pedían, nos dieron hasta el 15 de
diciembre, y los que no lo hicieron, tuvieron que cerrar”,
agregó.

El costo de la verificación vehicular es de 125 pesos, la cual
a partir de este año se realiza dos veces, el auto rechazado tiene
un costo de 100 pesos, mientras que el holograma 00 cuesta 730
pesos y 365 el 0.

Hasta hoy concluye el periodo de verificación del holograma
azul con terminación de placa 9 y 0, y a partir del 2 de enero
comenzará la calcomanía amarilla con último dígito 5 y 6.