abc Radio

Visita la Ciudad de México y vive en distintos tiempos

Conoce los edificios y palacios que hacen que la Ciudad de México adquiera una condición especial en la humanidad

Arianna Bustos Nava | Suplementos OEM

La inmensidad de sitios que existen en la Ciudad de México son casi igual de infinitos que sus más de 20 millones de habitantes o visitantes que la recorren a diario; lugares que permiten hacer una pausa para comprender su trascendencia histórica, no solo para los locales, para el mundo entero. Esta majestuosidad no puede esconderse, es por lo que desde 1987 organizaciones como la UNESCO decidieron salvaguardar zonas de la capital que son invaluables.

De acuerdo con el secretario de Turismo de la Ciudad de México, Carlos Mackinlay, los dos Patrimonios de la Humanidad más antiguos de la urbe son el Centro Histórico y Xochimilco; el tercero es lo que se llama el casco central de Ciudad Universitaria, y el cuarto, la Casa Estudio Luis Barragán.

“El Centro Histórico es muy grande, está calificada en dos perímetros (A y B). Aquí hay algo así como más de mil 400 edificios coloniales, de los que muchos se pueden visitar. Los turistas tienen grandes atractivos, por ejemplo, la parte prehispánica como el Templo Mayor (…) También hay museos que se han constituido: el del Palacio del Ayuntamiento, el Palacio Nacional, los murales de Diego Rivera. Hay mucha arquitectura religiosa, empezando por la Catedral Metropolitana y el sagrario; también edificaciones modernas como la que representó en la década de los 50 la Torre Latinoamericana”, contó en entrevista para Viajero el secretario.

Para comprender la relevancia que tienen los edificios y monumentos de la Cdmx, además de cómo ha cobijado su patrimonio, puedes empezar con una visita al Centro Histórico. Tu mente podrá viajar en distintas dimensiones si observas a detalle lo que rodea la plancha del Zócalo (inaugurado en 1524). Una combinación de tiempos: prehispánico, colonial y moderno.

Al respecto de estos espacios, el Mtro. Jorge Ortega González, Director General de la Asociación Nacional de Ciudades Mexicanas del Patrimonio Mundial A.C. nos recuerda que más que la belleza arquitectónica con la que cuentan, son importantes porque encierran en sí una serie de elementos que son interesantes para toda la humanidad.

VALORAR LO QUE SE VE

Esta zona es el mayor ejemplo del paso del tiempo. El paseante encontrará museos, templos, plazas, murales y jardines; además rastros de las culturas prehispánicas como el maravilloso Templo Mayor, el centro del universo de los mexicas. Hay piezas fundamentales como el monolito de Tlaltecuhtli, El Señor o Señora de la Tierra y otros edificios religiosos importantes de Tenochtitlan, dedicado a Huitzilopochtli, el Dios Guerra, y a Tláloc, el Dios de la lluvia.

A un costado está la Catedral Metropolitana, una mezcla de estilos, en donde destaca el barroco mexicano. Además, hay visitas guiadas para conocer a detalle la Sacristía, la Cripta de los Arzobispos y una caminata nocturna a puertas cerradas. De acuerdo con el Gobierno de la Ciudad de México, el Centro Histórico es el más grande de Latinoamérica.

Dónde comer: Comida mexicana y vista espectacular, dos aspectos que puedes encontrar en los restaurantes de El Mayor y El Balcón del Zócalo

Ubicación: La manera más fácil de llegar es en transporte público, la estación más cercana es el Metro Zócalo.

Tip de local: Aprovecha los domingos para ir a los museos de la zona, en su mayoría son entrada libre ese día.

De acuerdo con el Secretario de Turismo de la CdMx, esta es un área importante por tratarse de una zona natural protegida pero no solo por eso, “puede hacernos revivir lo que era la vida cotidiana de los aztecas; una ciudad que se conectaba a través de canales y donde servían de chinampas para cultivar, los alimentos que se utilizaban en México Tenochtitlán. Es como una reminiscencia prehispánica de la Ciudad de México y por eso vale conocerlo”, el último gran bastión de la zona lacustre. En Xochimilco también puedes pasear en las trajineras, visitar la Isla de las Muñecas, comprar algún ejemplar natural en los mercados de flores y asistir a la Fiesta de la Flor más Bella del Ejido el mes de abril, costumbre que se celebra desde hace más de 200 años.

Dónde comer: Prueba los platillos del restaurante Chantico, su cocina mantiene recetas prehispánicas; también puedes ir a la zona de comida del Mercado 377.

Ubicación: La alcaldía se ubica en Guadalupe I. Ramírez 4, Barrio El Rosario.

Tip de local: Los embarcaderos Nativitas, Zacapa y Las Flores Nativitas, son los más conocidos; pero si quieres explorar, puedes visitar el Belén y Salitre.

Un sitio más íntimo que para su visita requiere de cita previa. Fue construida en 1948 por el mexicano Luis Barragán, único ganador del Premio Pritzker, considerado el Nobel de la arquitectura. “Es un clásico de la arquitectura emocional, es moderna con elementos tradicionales mexicanos, importante en el tema del diseño de los jardines, el uso del agua, sus fuentes, etcétera. Es una casa multisensorial que le pega a todos los sentidos de quien lo visita”, exalta , Carlos Mackinlay, secretario de Turismo de la CdMx. Por fuera luce austera y puede pasar casi inadvertida de no ser por su tamaño que contrasta con las construcciones que la rodean.Distintos artistas contemporáneos exhiben su obra en muestras temporales, actualmente la de la artista franco-marroqui, Yto Barrada titulada Double Skin.

Qué comer: A un costado de la residencia hay un espacio cultural llamado Archivo, además de contar con una colección permanente de diseño, ahí mismo venden comida y café que puedes disfrutar en el jardín (se cree que también lo diseñó Barragán).

Ubicación: General Francisco Ramírez 12-14, colonia Ampliación Daniel Garza

Tip de local: Asegura tu acceso en boletos.casaluisbarragan.org

La multipremiada Universidad Nacional Autónoma de México tiene muchos lugares que recorrer: museos, teatros, centros culturales, jardines escultóricos, entre otros. Sin embargo, el campus central (edificado entre 1949 y 1952) es el que se considera patrimonio. De acuerdo con la UNESCO es uno de los símbolos más importantes de la modernidad en América Latina; prevalece la arquitectura de Luis Barragán, Carlos y Lazo, entre otros; y arte monumental de personajes como Juan O’Gorman en la Biblioteca Central, Diego Rivera en el Estadio Olímpico y David Alfaro Siqueiros en la Torre de Rectoría. Las obras retoman parte de la historia nacional, por ejemplo, La Conquista, la Independencia, las Leyes de Reforma y la Revolución Mexicana.

Qué comer: En el Centro Cultural Universitario hallarás el restaurante Azul y Oro, comandado por el chef Ricardo Muñoz Zurita. En su menú encontrarás guisos basados en ingredientes mexicanos.

Ubicación: Avenida Universidad 3000, Ciudad Universitaria, Coyoacán.

Tip de local: Recorre la universidad a bordo de los camiones que hay dentro del campus; son gratuitos y que siguen distintas rutas

2007
Año en el que nombró patrimonio a Ciudad Universitaria

1980
Fecha en la que Luis Barragán recibió el premio Pritzker

110
murales aproximadamente enaltecen los espacios de la Universidad Nacional Autónoma de México

EL MÁS GRANDE
La obra artística más imponente de CU es la de Juan O’Gorman, en la Biblioteca Central, mide cuatro mil metros cuadrados y están revestidos por las piedras naturales de 10 mil colores, provenientes de todos los estados del país

CHINAMPAS
Fueron una invención de los indígenas y un método exitoso de siembra en la zona pantanosa; están hechas de armazones de troncos, varas y materia orgánica.