abc Radio


Vivían jornaleros como esclavos en EU

Migrantes salvaterrenses, que volvieron del país vecino luego de sufrir maltrato laboral y ser despedidos, detallaron a El Sol del Bajío las condiciones infrahumanas en las que vivían, señalando que vagones del tren eran habitados hasta por 16 personas; mientras que Álvaro Aguilar, titular de Atención al Migrante en el municipio de Salvatierra, señaló que prácticamente vivían como esclavos.

Los seis migrantes, relataron cómo era su vida en Sumas, Washington, en donde tenían su lugar de trabajo, pero fueron despedidos luego de protestar por las condiciones en que los tenían, lo que ocasionó que uno de sus compañeros perdiera la vida.

Mencionaron que era un clima extremo, donde tenían que soportar el intenso calor y sin agua, situación que originó que un compañero sufriera una grave deshidratación que poco a poco fue complicando su estado de salud hasta que entró en estado de coma y murió a los pocos días.

José Jacobo Ramírez, Luis Alberto Jacobo Ramírez, Jesús Tapia Ramírez, Guadalupe Tapia Ramírez, Aurelio Tena y José Tena, todos originarios de la comunidad San Nicolás de los Agustino; así como Ezequiel, de la colonia División del Norte, comentaron que vivían en pésimas condiciones en vagones del tren.

En cada uno de estos contenedores dormían 16 personas, tenían dos frigobares para todos, no contaban con aire acondicionados, el agua no era suficiente, el rancho estaba cercado, les cobraban los alimentos y en ocasiones les cobraban más de lo que consumían.

Asimismo relataron que al ser despedidos, les mandaron a Migración para deportarlos, pero gracias al apoyo que recibieron de una asociación civil lograron tener una salida decorosa y digna con asistencia del consulado mexicano.

Por su parte, el coordinador de Atención al Migrante, Álvaro Aguilar Quezada, comentó que los jóvenes serán beneficiados con proyectos productivos, los cuales recibirán el apoyo del gobierno del estado y municipal, donde tendrán recursos del programa 3×1 para recibir beneficios y emprender un negocio.