abc Radio


Volcán Tacaná cumple 14 años como Reserva de la Biosfera

La Reserva de la Biosfera Volcán Tacaná declarada como parte de la Red de Reservas de la Biosfera del programa MaB de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura UNESCO en el año 2006, este 28 de enero, cumple 14 años de haber sido decretada como Área Natural Protegida de carácter federal.

La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP), a través de la Dirección Regional Frontera Sur, Istmo y Pacífico Sur, ha fortalecido proyectos de desarrollo sustentable, fomento al ecoturismo, investigación biológica y protección de especies de flora y fauna en categoría de riego, en apoyo a la conservación de la Casa del Fuego (Volcán Tacaná), ubicado en la zona fronteriza entre México y Guatemala.

Pobladores de las localidades aledañas, los distintos niveles de gobierno, organizaciones de la sociedad civil, la academia y los gobiernos de México y Guatemala, han enfocado sus esfuerzos y compromisos para la conservación de la biodiversidad en el coloso icono de la Frontera Sur.

Entérate: Guías comunitarios limpian senderos del volcán Tacaná

A través de los recursos del Programa para la Conservación y el Desarrollo Sostenible (Procodes), la CONANP apoyó en el 2016 la rehabilitación del sendero ecoturístico, puente y escalinatas y la plataforma para observación de aves, así como la señalización en la ruta de visitación en la comunidad de Benito Juárez El Plan.

Además, ha apoyado grupos organizados de mujeres para el establecimiento de viveros forestales, para la renovación de cafetales, mediante la producción de plantas en la comunidad de El Cantón San isidro del Municipio de Cacahotán.

La CONANP y sus homólogos en Guatemala (el Consejo Nacional de Áreas Protegidas CONAP) trabajan en la mesa de Concertación Binacional para desarrollar el proyecto Manejo Integrado de los Recursos Naturales y la Biodiversidad del Volcán Tacaná.

Este proyecto cuenta con el apoyo de la Organización Internacional de Maderas Tropicales, a través de la organización suiza Helvetas Swiss Incorporated, en la que participan, la Comisión Nacional Forestal, los municipios de Unión Juárez y Cacahoatán, así como el Instituto Nacional de Bosques y la Municipalidad de Sibinal, del Departamento de San Marcos Guatemala, entre otras instancias.

La Reserva de la Biosfera del Volcán Tacaná tiene con la segunda red de monitores comunitarios voluntarios más grande del país, con 53 participantes de 7 comunidades.

Te puede interesar: Crean una de las mayores reservas naturales del mundo, en Perú

Gracias al apoyo de estos monitores comunitarios voluntarios se han fortalecido las acciones de monitoreo de especies, identificación de vegetación y del índice de complejidad del entorno, además de su aportación a las actividades de sensibilización, cuidado y educación ambiental y cuidado de los recursos naturales en su comunidades.

Se han instalado cuatro estaciones sísmicas cerca del Volcán. El monitoreo y procesamiento de las señales sísmicas del volcán, se lleva a cabo entre el Instituto de Geofísica de la UNAM, la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas, el Centro Nacional de Prevención de Desastres, Protección Civil de Chiapas y Protección Civil de Tapachula.

Estas instituciones educativas y gubernamentales trabajan en conjunto para llevar un monitoreo adecuado para la toma de decisiones con respecto al riesgo volcánico.

El Tacaná es un volcán activo de 4070 metros sobre el nivel del mar. Junto con el Popocatépetl, el de Colima, Pico de Orizaba, el Ceboruco, Chichón y San Andrés Tuxtla son considerados los de mayor índice de erupciones históricas registradas en la República Mexicana y por tanto de posible actividad eruptiva en el futuro.

Puedes leer: Reabrirán minera ubicada en reserva ecológica de Chiapas

El bosque de niebla, los bosques de pino – encino tropicales y los páramos de altura dan al Volcán una belleza escénica y paisajística extraordinaria.

Por su altitud es un sitio con una gran cantidad de endemismos y muchas especies compartidas con Centroamérica y la región de los Andes.

Es una de las zonas de mayor riqueza de flora y fauna del país; posee especies endémicas como el ave tangara de alas azules (Tangara cabanisii) y muchas orquídeas; ahí habita el ocelote (Leopardus pardalis), venado cabrito (Mazama americana), el pajuil (Penelopina nigra), el tucancillo verde (Aulacorhynchus prasinus), el quetzal (pharomachrus mocinno), el pavón (Oreophasis derbianus), (ave emblemática de la Sierra Madre de Chiapas) y el águila solitaria (Harpyhalietus solitaris).