abc Radio


Wixárikas van contra mineras por apropiarse de sus tierras

  • Tania Aviles
  • Sábado 1 de febrero de 2020
  • en República

SAN LUIS POTOSÍ. El Consejo Regional Wixárika por la Defensa de Wirikuta asegura que más del 90 por ciento de sus tierras pertenecen a las grandes trasnacionales, quienes se han apropiado de su territorio en gran medida para la explotación minera, hidroeléctricas y también se está dando la modalidad de construcción de invernaderos de tomate.

Los conformados por autoridades tradicionales, civiles y agrarias de las comunidades de Bancos de San Hipólito, municipio de Mezquital, Durango; Santa Catarina Cuezcomatitlán, San Sebastián Teponahuaxtlán y Tuxpan, de los municipios de Mexquitic y Bolaños, Jalisco, afirman que continuarán defendiendo y protegiendo los lugares sagrados del pueblo wixárika, aunque ello represente que su vida esté en riesgo.

Reconocieron la existencia de antagonismo en la zona, ya que mientras ellos mantienen su postura de evitar la intromisión de empresas mineras, hay otras personas que apoyan la llegada de las mismas para acceder a un empleo.

Aseguran que aún y cuando ganaron un amparo en 2012 para salvaguardar el Área Natural Protegida, varias trasnacionales canadienses explotan la tierra: “Son 38 concesiones mineras otorgadas a la empresa candadiense First Majestic Silver Corp y las 40 concesiones a diversas mineras, entre ellas Revolution Resources Corp”.

Hasta el momento se mantienen presas de intimidación y acoso. Comentan que recientemente los difamaron diciendo que venden el peyote al turismo europeo y que quieren apoderarse de los ejidos del altiplano: “Han mal informado a las personas de las localidades diciendo que el pueblo wixárika se quiere quedar con sus tierras; además prometen un empleo a costa de la salud, de la contaminación del agua, pero sobre todo de la explotación de la tierra madre”.

Los originarios defendieron a Santos de la Cruz, coordinador de la Mesa Jurídica, a quien presuntamente han difamado en diversos órdenes y por eso exigen el cese al hostigamiento e hicieron responsable de cualquier atentado contra su integridad física a la Unión de Ejidos de la Región Chichimeca del Altiplano Norte.