abc Radio


Continúa bloqueo a planta cervecera en Mexicali

Por Alejandro Domínguez

Un fuerte movimiento policiaco se registró la mañana de ayer frente al plantón que mantienen alrededor de 30 personas del movimiento Mexicali Resiste, lo que puso en alerta a los inconformes, pero al final, no pasó nada.

Desde hace varios días los integrantes del citado movimiento se mantienen en plantón, frente a la construcción de la planta cervecera de la empresa Constrellation Brands, que buscan impedir que ingresen los tractocamiones que transportan los tanques contenedores.

Los camiones se encuentran sobre la carretera, aproximadamente en el kilómetro 10, dos de éstos se encuentran bloqueando un tramo de la carretera, por lo que el tráfico ha sido desviado.

Manifestantes ondean banderas y pancartas solicitando a los automovilistas que se unan a la defensa del agua, algunos de estos responden sonando el claxon de sus vehículos.

Desde temprana hora, los manifestantes se percataron de la presencia de unidades de la Policía Estatal Preventiva (PEP), de la Ministerial del Estado, así como de la Policía Municipal, por lo que se mantenían alerta a cualquier movimiento sospechoso que estos hacía, realizando constantes rondines en sus vehículos para tal fin.

El sol caía a plomo, por lo que la intensa humedad y las altas temperaturas que se dejaron sentir desde temprano, hacían que el sudor cayera a chorros.

Fue a las 9:30 horas cuando se detectaron los movimientos policíacos, primeramente, agentes de la PEP, se posicionaron al Sur del campamento, se colocaron en fila luciendo sus aditamentos antimotines, sin armas de fuego a la vista, ni tampoco alguna clase de cachiporra, solo espinilleras, casco con careta, escudo y chaleco antibalas.

La reacción no se hizo esperar, de inmediato avisaron de los movimientos a los manifestantes, sonaron silbatos de alarma, e incluso alguno habló de bloquear la carretera para que los automovilistas se bajaran de sus vehículos.

Armados con sus teléfonos celulares, tomado fotos de los agentes y haciendo transmisiones en vivo desde sus perfiles de Facebook, algunos manifestantes se dirigieron a donde se encontraba el contingente de policías estatales, y donde arribaron los Policías Ministeriales (que se guarecían de los rayos del sol que les brindaba una barda).

Incluso, dos mujeres llevaron una pancarta en la que se reclamaba a los agentes que a ella la golpeaban por defender el agua.

La tienda de autoservicios que se encontraba frente al lugar, procedió a bajar las cortinas como medida precautoria, atendiendo a sus clientes a través de esta e impidiéndoles el paso.

Sin embargo, después de unos minutos, los elementos de la PEP rompieron filas y se dirigieron a comprar botellas de agua, lo mismo que los agentes ministeriales, al final, el operativo se convirtió en una advertencia de lo que podría pasar después.