abc Radio


Esto no es Berlín, la búsqueda de identidad de toda una generación

La película retrata una parte del México de los años 80

Son los años ochenta, está por ocurrir el mundial en México y hay un movimiento de artistas en busca de una identidad nacional, parecen punks, escuchan mucha música, y asisten a bares clandestinos en donde prueban drogas y experimentan con la sexualidad, el quehacer artístico y las relaciones interpersonales, pero Esto no es Berlín, dicen entre sí los personajes de la nueva película homónima de Hari Sama.

La película narra la historia de cómo Carlos (Xiabiani Ponce de León), un joven de 17 años, comienza con la construcción de su propia identidad inspirado por la personalidad de Rita (Ximena Romo), hermana de su mejor amigo y el descubrimiento de un mundo hasta entonces desconocido, en el que el arte, la libertad y los límites lo retarán a encontrarse a sí mismo.

Esto no es Berlin, pero ¿qué sí es?, “es chilangolandia”, responde entre risas Hari Sama quien ya lleva recorridos diversos festivales en lo que va del año mostrando un México de los años 80 poco visto en las pantallas y que además entrelaza su adolescencia con una historia ficcionada, y tiene una pequeña actuación como el tío de Carlos.

“México viene de la matanza del 68, del jueves de Corpus, llegan los 80 y todos ellos están jugando a ser libres, a que es Berlín, pero esto es México y no está en ese nivel de libertad, yo creo que todavía tenemos una libertad disfrazada”, dice David Montalvo , parte del elenco de la película, a lo que Hari Sama difiere un poco.

“Creo que algunos artistas a lo largo de los años hicieron una voz mexicana que tal vez no se ve en el momento, creo que ahí eran sus voces de chavitos y que a lo largo de muchos años, muchos se dedicaron a buscar una voz de lo mexicano que ya se empezó a salir de la emulación y que en ese sentido, sí estamos en otro lugar, aunque en algunas cosas estamos todavía repitiéndonos”, reflexiona.

“La película retrata un mundo muy especifico y es sobre mi experiencia de crecer en Satélite y dar con un grupo de artistas que en su mayoría venían de la clase media alta o alta inclusive, muchos hijos de artistas”, explica el cineasta.

A pesar de que la película está plagada de referencias personales, el director no creyó que Esto no es Berlín lo fuera a confrontar tanto, por lo que asegura que se llevó una sorpresa al darse cuenta de que esa etapa de su vida no estaba del todo delineada.

“Yo pensé que todo esto ya estaba muy cerradito y que iba a ser una experiencia cinematográfica con las disputas de una película normal, pero empezamos filmando en la Alteña, muy cerca de Cristóbal Colón y Satélite, que es en donde estaba viviendo en esa época en una casa muy parecida, era una especie de constelación extrañísima, con una mamá deprimida y de repente me empezó a pegar muy fuerte, me empezó a sacar de una zona de confort absoluta y empezó a significar mucho más que sólo el rodaje”.

De tal forma que el trabajo fue cambiando de significado y está convencido que eso fue esencial para el resultado que se obtuvo a nivel profesional y personal, “es una película que me transformó mucho más allá de un trabajo de cine, que por supuesto que uno se compromete con todo, pero cuando algo te pone en un lugar más vulnerable y tan delicado, me parece que al final suceden más cosas y creo que eso se tradujo en un trabajo que hicimos todos juntos”, explica.

BUSCAN RESPUESTAS

Aunque la película es una constante invitación al cuestionamiento, no pretende dejar claras algunas preguntas, sino darle espacio al diálogo.

“Creo que hacer películas que temáticamente no pretenden responder nada en especifico, tienen como el lazo del abismo, de invitarte a ir a este lugar y sentirte un poco incómodo y ver qué pasa con eso dentro de ti, y tal vez por ahí encontrar una nueva reflexión más que una nueva respuesta”, asegura.

Para Ximena Romo, quien interpreta a Rita, la hermana punk de Gera (José Antonio Toledano) quien introducirá al protagonista al mundo underground, la película la llevó a replantearse diversos aspectos de su vida personal y profesional. “Más que cuestionarme a mí me dio respuestas, yo venía con muchas preguntas, me sentía muy perdida en cuanto a ¿por qué hago lo que hago? y ¿para qué sirve?, ¿hacia donde tengo que ir?, y la película me reafirmó que yo hago esto porque me habla a mí, me define a mi misma, es importante recordar por qué empezaste en primer lugar”, confiesa.