abc Radio

Gobierno federal busca ampliar la Red Sísmica Mexicana

Ayer por la tarde se registró un nuevo sismo de 2.2 en la escala de Richter, en la alcaldía Álvaro Obregón, con lo que ya suman 17 desde el pasado 12 de julio. Ante estos hechos el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que el gobierno federal sigue con atención los reportes de movimientos telúricos que han ocurrido en los últimos días en la Ciudad de México.

“Es una situación que no deseamos, pero estamos preparados”, dijo el mandatario tras asegurar que su gobierno recibe todos los días un reporte sobre el tema y tiene un plan para hacer frente a eventuales situaciones de emergencia”.

Según el Servicio Sismológico Nacional (SSN) el epicentro se localizó a dos kilómetros al noroeste de la alcaldía Álvaro Obregón, en la Ciudad de México, a las 13:54 horas.

Usuarios de redes sociales aseguraron que éste fue perceptible en algunas zonas de Polanco, Chapultepec y Santa Fe, por lo que algunos edificios y casas se desalojaron.

Los 16 de los 17 movimientos telúricos se han registrado en la alcaldía de Álvaro Obregón y uno en la vecina Miguel Hidalgo.

Vecinos cercanos a las obras de ampliación de la Línea 12 del Metro señalaron que es por estos trabajos es que tiembla en la zona, aunque la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, acompañada de expertos, señaló ayer que no es correcta esa apreciación, y además, dijo, tampoco se debe a que haya una sobreexplotación de mantos acuíferos en la Ciudad de México.

MACROSISMOS

El secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño, encabezó una reunión ayer en la que se acordó elaborar un proyecto técnico-financiero de manera conjunta entre la Coordinación Nacional de Protección Civil y el SSN para ampliar la cobertura de la Red Sísmica Mexicana, así como para instalar un centro alterno de monitoreo.

PUBLICIDAD

Foto: Cuartoscuro

El funcionario federal reconoció que faltan algunos estados de la República por cubrir la red sismológica nacional, aunado a que por razones de seguridad, se necesita un centro “espejo” de monitoreo ante la eventualidad de un daño en instalaciones propias.

En la sede del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), indicó que mediante mesas de trabajo entre los gobiernos federal y estatales, se coordinarán, armonizarán y estandarizarán los procedimientos y protocolos de actuación ante movimientos telúricos, adaptándolos a las condiciones locales.

Expuso que cada una de las 18 entidades que participan han desarrollado por necesidades propias, modelos específicos y particulares que responden de manera muy concreta a su condición.

Sin embargo, enfatizó la conveniencia de sumar o sintetizar en un modelo nacional todas esas experiencias, con la posibilidad de que sea complementado en el ámbito operativo con las particularidades de cada uno de los estados.

Durazo Montaño refirió que los gobiernos acordaron también consolidar la cultura de la protección civil y de la autoprotección, y trabajar en coordinación con la Secretaría de Educación Pública (SEP) y otras instancias para que esta propuesta sea parte del sistema educativo nacional.

Llamó a las entidades federativas y a sus unidades de Protección Civil a seguir fortaleciendo el programa de Jóvenes Construyendo el Futuro en la Protección Civil, que hasta ahora cuenta con nueve mil integrantes capacitados en la materia que serán los representantes del gobierno que actúen de manera inmediata ante cualquier emergencia para apoyar a la población.

Se espera llegar a 40 mil jóvenes de ese programa para que en cada comunidad, “por pequeña que sea, de estos estados con alta sismicidad o riesgos de problemas meteorológicos, tengamos invariablemente a gente con pleno dominio de los programas de protección civil”, manifestó.

Pero además, abundó el funcionario, que se convierta en el eje de la acción inmediata de los gobiernos federales, estatales y municipales en defensa de la población, en tanto las instancias complementarias acuden a tomar la responsabilidad de la tarea.

Alfonso Durazo comentó que al inicio de la administración federal se encontró un Cenapred “en una condición técnica digna de reconocimiento; es una institución de carácter científico, no permeada afortunadamente por el jaloneo político o ideológico”, puntualizó.