abc Radio


Italia vive su peor sequía de los últimos dos siglos; Vaticano apaga sus fuentes

Roma.- Italia esta sedienta a causa de la peor sequía de los últimos dos siglos. Dos tercios del país y de los campos cultivados han sido gravemente afectados, con daños, por ahora, por más de dos mil millones de euros y con el riesgo, también para Roma, de racionar el agua en los proximos dias, una medida que abarcaría a la mitad de sus tres millones de habitantes por ocho diarias.

Por lo pronto, también el Vaticano se adapta y sus fuentes en la plaza de San Pedro quedaron secas “por orden superior”. Todo esto en un periodo de gran afluencia turística.

En la Ciudad Eterna los numerosos turistas difícilmente encuentran alivio en los bebederos públicos que desde hace cientos de anos dan de beber a quien afronta la canícula del verano romano. De los 2500 “nasones” (narigones), como llaman a las canillas de las pequeñas fuentes distribuidas en toda Roma, solo funcionan 28.

En una carrera contrarreloj y en un difícil diálogo, se reunen el gobierno de la region Lazio, encabezado por el “Partido Democrático” (PD), gobernante a nivel nacional, con los adversarios del “Movimiento 5 Estrellas” que controla Roma. El objetivo es tratar de ponerse de acuerdo para administrar el racionamiento. Hasta ahora no han logrado.

Entérate: Conagua estima que sequía en México podría extenderse hasta el 2018

A causa también de los cambios climáticos, los institutos especializados sostienen que el territorio italiano sera siempre mas seco y árido, con cada vez menos lluvias durante el verano. La ultima vez que se registro este fenómeno en Roma fue a fines de mayo pasado.

La agricultura, la ganadería y la cría de animales consuman el 51% del agua en Italia y corre el riesgo de sufrir gravísimas consecuencias. Los 60 millones de habitantes usan solo el 20%, aunque cada italiano consume diariamente 245 litros de agua potable. Una familia media usa 200 mil litros de agua anualmente, pagando solo 13 euros al mes.

Por lo pronto, son 20 las delegaciones alrededor de Roma que ya tienen el agua racionada.Todos esperan que en agosto disminuya la gravedad de la situación. Mientras tanto, la mirada esta dirigida hacia el cielo, esperando vislumbrar nubes grises que arrojen su preciado líquido sobre los sedientos romanos.

Cabe señalar que la falta de agua se agrava también por el mal estado de muchos acueductos, algunos de los cuales se remontan a la época del Imperio romano. En la capital italiana, a causa del mal estado de los tubos de transporte del agua, se pierde el 46% del agua potable, contra el 15% de Milán.

De tal manera, la actual emergencia ha evidenciado la urgencia de invertir en los trabajos para reparar los viejos acueductos de Roma.

Como si no fuera suficiente la crisis del agua, hay que subrayar la pesadilla de los incendios en numerosas localidades, sobre todo en el centro-sur del pais, a causa del calor torrido y la accion dolosa.

En sintesis, Italia atraviesa una emergencia detras de otra, en un contexto de decadencia politica y estancamiento economico y social.

 

 
/dec