abc Radio


Arquidiócesis de México critica políticas contra embarazo adolescente

Por Alejandro Suárez

La Arquidiócesis Primada de México calificó de un fracaso las políticas contra el embarazo adolescente, esto al criticar que las autoridades sólo se enfoquen en la anticoncepción en lugar de inculcar valores morales, lo que ha llevado a que cada vez más mujeres menores de edad sean madres.

En el editorial del semanario Desde la Fe, la Arquidiócesis destaca que según números oficiales hay en el país ocho mil niñas de entre 10 y 13 años que ya son mamás, número que aumentará a 75 mil dentro de ocho años si la política pública no cambia de manera radical.

Leer más: Arquidiócesis critica “vacíos” del Sistema Nacional Anticorrupción

“Los responsables de las políticas de desarrollo social de jóvenes le han apostado a la promoción de estrategias que no han resuelto de esta parte de la población en cuanto a la reducción de maternidades no deseadas. Se insiste en políticas basadas en cuidado con métodos anticonceptivos , mismos que, sin una adecuada formación y orientación , son falibles absolutamente”, dice él texto.
Ante ese fracaso, la iglesia católica de la capital asegura que las autoridades han descuidado la parte de la formación humana, al omitir que el amor entre las personas no sólo se manera sexual, sino de otras formas. Y es en esa confusión, que los jóvenes caen en relaciones sexuales sin protección, echando a perder su vida por un embarazo no deseado.
Además, se critica que la política de anticonceptivos trae beneficios a farmacéuticas que negocian con la salud de los jóvenes.

Más del tema: Denuncia hacia Norberto Rivera no preocupa a Arquidiócesis: Vocero

 

“La denuncia va también hacia el jugoso de estos métodos promovidos por empresas y farmacéuticas que lucran con la salud de nuestros jóvenes; sus inmensas ganancias son el mejor botín que obtienen a costa de la salud y la vida de millones de adolescentes engañados con promocionales, quienes terminan creyendo que el amor es sinónimo de relaciones sexuales”, termina el editorial.