abc Radio


TLCAN fue un fracaso para muchos estadounidenses: Lighthizer

Oficialmente, México, EU y Canadá dan inicio a la primera de siete rondas de negociaciones para la modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Para arrancar se realizó una rueda de prensa en el Hotel Marriott Wardman de Washington con el representante de Comercio Exterior de EU, Robert Lighthizer; la ministra de Asuntos Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, y el secretario de Economía de México, Ildefonso Guajardo.

En su intervención, el secretario Guajardo afirmó que México está convencido de que el TLCAN ha traído grandes beneficios para todas las partes y subrayó que tiene la disposición para trabajar constructivamente y actualizar el tratado al siglo XXI.

Lee también: ¿Por qué es tan importante para México y Canadá el Capítulo 19 en el TLCAN?

Explicó que se ha delineado un conjunto de prioridades agrupadas en cuatro ejes temáticos indispensables para fortalecer la posición de México en la economía global, extender los beneficios del libre comercio al interior de nuestra sociedad y reposicionar a América del Norte como una de las regiones más competitivas.

También afirmó que dentro de la renegociación del TLCAN “no se trata de romper aquello ha funcionado, sino, por el contrario, de mejorar nuestro acuerdo”.

 

 

TLCAN fue un fracaso para muchos estadounidenses: Lighthizer

El máximo representante comercial de Estados Unidos trazó una dura línea de negociación para los cambios al TLCAN, al decir que se requieren cambios relevantes para recortar los déficit comerciales estadounidenses e impulsar el tema automotor.

Robert Lighthizer dijo que el TLCAN había “fracasado para muchos, muchos estadounidenses” y que el presidente Donald Trump no estaba interesado meramente en ajustar el pacto vigente desde hace 23 años, sino que buscaría cambios relevantes en el área automotriz y de estándares laborales.

“Necesitamos asegurar que los enormes déficit comerciales no continúen y que tengamos un equilibrio y reciprocidad”, declaró.

“Esto debería ser revisado periódicamente”, añadió, y “no deber ser solo retocado”.

Lee también: TLCAN: Una historia de 23 años entre México, Canadá y Estados Unidos

Lighthizer indicó, además, que con esta renegociación el presidente estadounidense, Donald Trump, “está cumpliendo” con una de sus promesas de campaña.

El funcionario dijo que las reglas de origen, particularmente en autos y piezas de vehículos, deben tener una presencia importante en el contenido del acuerdo.

Aunque subrayó que el inicio de la renegociación del Tratado de Libre Comercio con México y Canadá es “un día histórico” y afirmó que los tres países reconocen que debe ser “actualizado”.

“Es un día histórico. Por primera vez en la historia vamos a revisar un gran acuerdo comercial”, dijo Lighthizer.

Hay poderosos intereses comunes en forjar nuevo acuerdo: Canadá

En tanto, la ministra de Relaciones Exteriores canadiense, Chrystia Freeland, señaló que las tres naciones tienen un poderoso interés común en alcanzar un acuerdo para modernizar el pacto comercial.

“Los sólidos fundamentos económicos constituyen un argumento convincente para impulsar lo que resulta eficiente y perfeccionar lo que puede hacerse mejor”, dijo la funcionaria.

Así da comienzo la primera ronda de conversaciones que se prolongará hasta el domingo 20 de agosto.

conoce-el-lenguaje-necesario-para-entender-las-renegociaciones-del-tlcan

Te recomendamos: Conoce el lenguaje necesario para entender las renegociaciones del TLCAN

Para Trump, el TLCAN es un “desastre”

Y es que luego tres meses de amenazas y declaraciones cruzadas, Estados Unidos, México y Canadá negocian el Tratado Libre Comercio al que el presidente estadounidense, Donald Trump, se ha referido repetidamente como un “desastre”.

En estas negociaciones, requeridas por el Gobierno de Trump desde que en enero pasado asumió el poder, tratarán de alcanzar un acuerdo sobre la modernización y actualización del pacto comercial negociado por la parte estadounidense durante la administración de George Bush (padre) y firmado en 1994 durante la de Bill Clinton.

Ve ahora: A 23 años de firmarse el TLCAN, los países miembro han cosechado sus beneficios

Los ministros dejarán, posteriormente, a sus jefes negociadores a cargo de la redacción final del texto, todos ellos veteranos expertos en materia comercial.

Por México será Kenneth Smith, encargado de comercio de la embajada mexicana en Washington y que ya participó en la negociación del acuerdo inicial; por EU, John Melle, actual asistente de Comercio Exterior para el Hemisferio Occidental, y Steve Verheul por Canadá, quien ya estuvo al frente del reciente pacto del país con la Unión Europea.

Tendrán a su cargo la compleja tarea de mejorar un acuerdo que Trump considera responsable de la pérdida de miles de empleos en EU.

El mandatario, que atacó duramente el TLCAN durante la campaña electoral y cuya renegociación situó como una de su prioridades, ha insistido en su agenda de nacionalismo económico y en que prefiere romper el pacto a mantener un mal acuerdo.

En julio pasado, la Oficina del Representante de Comercio Exterior (USTR, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos publicó las directrices que guiarán a Washington en la negociación, entre las que se incluye por primera vez la reducción del déficit como objetivo específico de una negociación comercial, algo que tiene que ver principalmente con el comercio con México.

Descarga aquí el especial: Especial las joyas del TLCAN