abc Radio


El “Pez Diablo” es un peligro; arrasa con especies endémicas

Por Alfredo Márquez

Al menos unas dos mil familias de pescadores de la laguna de Champayán y del río Tamesí enfrentan una crisis económica a causa de la proliferación del llamado pez “diablo”, una especie que se reproduce aceleradamente y que ha diezmado los peces comerciales que se capturan en estos cuerpos de agua.

Alberto Marín Flores, presidente de la Asociación de Comerciantes de Pescados y Mariscos de Altamira, señaló que desde hace unos cinco años, el Hypostomus Plecostomus, también llamado “limpiapeceras”, devasta el sistema lagunario del sur del estado, al impedir la reproducción de especies comerciales como carpa, lisa, tilapia, bagre, bobo, plateado y lobina, que están escasas.

El dirigente de los comerciantes dijo que pescadores y vendedores del mercado de pescados y mariscos “La Puntillita”, decidieron, por iniciativa propia, explotar el pez “diablo”, por lo que sus capturas ya son aprovechadas y su carne procesada en filete ya se está comercializando con una gran aceptación entre la población pues esta especie tiene igual sabor que el bagre.

“Necesitamos algún apoyo, algún proyecto para ver de qué manera eficaz podamos aprovechar el pez diablo o para que deje de acabar con la fauna del sistema lagunario”, alertó Alberto Marín, que dijo esta especie rompe las redes, lo que provoca graves pérdidas a los pescadores.

Indicó que los anunciados estudios por autoridades municipales y estatales, así como las diferentes dependencias sólo han servido de propaganda política para unos, y para otros les ha permitido salir al paso, porque nada han hecho al respecto y el problema de extinción de especies endémicas de la laguna de Champayán y río Tamesí, continúa sin ningún tipo de control o programa.

“Es mucha la inversión que realizamos: se compran redes, plomadas y lo necesario para desarrollar nuestra actividad; al salir a pescar, en una tendida agarramos unas 10 tilapias, pero también unos 50 peces diablo, que perforan la red”, detalló.

“El animal no tiene en el área un depredador y se está reproduciendo de manera alarmante, porque llegan las hembras a depositar hasta cinco mil huevecillos en cada puesta”, continuó.

Preciso que el organismo en cuestión es rico en aceites omega 3 y 6, que son importantes para la salud.