abc Radio


Por mal comportamiento, seis de cada 10 niños son castigados: estudio

Por Alejandro Suárez

En México, seis de cada 10 niños, niñas y adolescentes afirma que recibieron algún tipo de castigo físico por mal comportamiento en la escuela o su casa, mientras que la mitad de este sector de la población considera que sí hay discriminación en su salón de clases, esto de acuerdo a la consulta realizada por la Secretaría Ejecutiva del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA).

De acuerdo a esta encuesta, realizada en la plataforma digital “Participa” y donde respondieron al cuestionario 27 mil 640 niñas, niños y adolescentes de entre 6 y 17 años, el 65% de los dijeron que tras realizar algo “malo” recibieron un jalón o golpe como método correctivo, principalmente en la escuela.

Dentro de las conclusiones, se destaca que este tipo de correctivos físicos repercuten de manera negativa en los menores de edad quienes lo sufren, además de generar condiciones para la reproducción d ela violencia.

Mientras que la mitad de los menores de edad admitieron que en la escuela han sido víctimas de palabras ofensivas, amenazantes o con violencia física, principalmente de sus compañeros o compañeras de clase.

Otro de los temas que destacó en la encuesta fue el de la discriminación. Ya sea por color de piel, alguna discapacidad u origen étnico, los niños, niñas y adolescentes son testigos cotidianos de actos de discriminación al interior de sus escuelas.

“La encuesta revela que este sector poblacional considera a la discriminación como un tema constante en sus entornos, 40% opinan que la principal causa es por el tono de piel, 24% por vivir con alguna discapacidad y 16% por pertenecer a un grupo indígena”, informó el SIPINNA de los resultados sobre discriminación.

Esta encuesta tiene como propósito recabar información de primera mano sobre lo que piensan y sienten niños, niñas y adolescentes en sus entornos, esto para proponer políticas públicas que beneficien a este sector de la población, que representa un tercio de la población del país.

Además del entorno escolar, la encuesta preguntó sobre salud y migración. En el primer tópico, 35% de los encuestados afirmaron que su centro de salud está muy lejos de su casa, mientras que 47%, es decir casi la mitad, consideró que la atención es muy lenta.

Por el lado de la migración, los menores de edad mostraron apertura para los niños originarios de otro país, ya que 55% aceptaría compartir su casa con uno de ellos, mientras que 72% consideró que la mayor necesidad de los niños mexicanos provenientes de Estados Unidos es ser tratados con amabilidad.

El tema de los menores migrantes es de suma importancia para el SIPINNA, pues en la Ley General de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes promulgada en diciembre de 2014 se establece la responsabilidad del Estado mexicano de proteger a este sector de la población, considerado como uno de los más vulnerables.

El Sistema aseveró que toda esta información no quedará en el aire, sino que servirá para el desarrollo de política pública para la atención de estas problemáticas tan importantes en la vida cotidiana de los cerca de 32 millones de menores de edad que viven en nuestro país.

“La participación de niñas, niños y adolescentes debe ser un proceso permanente de expresión libre e intervención activa a través del cual ellas y ellos pueden opinar, ser escuchados y tomados en cuenta sobre todos los asuntos que impactan en cualquiera de los ámbitos de su vida”, finalizan las conclusiones del ejercicio.

Entérate: Vinculan a proceso maestra que abusó de niños de kinder