abc Radio


Tenemos la esperanza de que la liberen: familia de española desaparecida en México

|| Con información de EFE y El Sol de Tampico||

La familia de Pilar Garrido Santamans, la española de 34 años secuestrada el 2 de julio en Tamaulipas cuando se desplazaba en coche con su marido y su hijo, confía en que el desenlace sea “rápido y positivo”, porque desde su desaparición lo han “barajado todo”.

Su hermana Raquel dijo a EFE que todos los días contacta con la Policía, tanto mexicana como española, y con su cuñado, por su hubiera alguna novedad sobre la desaparición de Pilar, que lleva viviendo tres años en México y está casada con un mexicano.

Pilar tenía previsto viajar a España la próxima semana para ver a su familia, que reside en el municipio valenciano de Massalavés.

“Hemos dejado el vuelo abierto porque hasta el último momento tenemos la esperanza de que la liberen”, afirmó Raquel, quien agregó que la Policía mexicana le recuerda que “mientras no haya nada malo que contar, es una buena noticia”.

El pasado 2 de julio, Raquel en compañía de su esposo y su bebé circulaban sobre la carretera Ciudad Victoria-Soto la Marina cuando fueron interceptados por tres sujetos, quienes al exigirles dinero y no obtenerlo, optaron con tomar a la valenciana y llevársela en contra de su voluntad.

Pilar Garrido y su familia habrían pasado el fin de semana en la playa La Pesca, pero al regresar el domingo o a su domicilio en Ciudad Victoria, fueron interceptados en una desviación de la carretera principal, tramo el cual se encuentra en reparación.

Según la versión de Raquel, tras ser interceptados en el coche, unos desconocidos dijeron a su cuñado que les entregara el vehículo y, cuando les pidió que esperaran porque tenía que coger al bebé que estaba en el asiento trasero, los asaltantes se llevaron a Pilar.

“Tres personas, dos de ellas armadas y con el fin de dinero y al final se llevaron a mi hermana”, dijo.

Hasta el momento no se han puesto en contacto con la familia ni han pedido un rescate por su hermana.

“No hemos enviado dinero porque mi cuñado tiene una cantidad por si alguien llama”, aseguró.

Raquel Garrido ha destacado el trabajo del Ministerio de Asuntos Exteriores español y de las policías federal y estatal de México.

La búsqueda de Pilar Garrido se centra especialmente en el lugar donde desapareció, una zona boscosa y selvática, con mucha vegetación, lo que dificulta la investigación.

“El dispositivo es espectacular y muy importante, y la Policía está haciendo todo lo humanamente posible para localizar a mi hermana: me prometieron que volverá a casa”, manifestó Raquel, quien destacó que se han desplazado hasta el lugar investigadores de otra parte del país.

Aunque el marido de su hermana está implicado desde el primer día en la búsqueda de Pilar, le han recomendado que no salga en los medios de comunicación y sea precavido para no poner en peligro su vida y la de su hijo.

“Lo hemos barajado todo, llevamos tantos días que te lo planteas todo. Podemos especular lo que queramos”, confesó Raquel, quien ha añadido que el contacto con su hermana, hasta su desaparición, era “continuo”.

Ha descrito a su hermana Pilar como una mujer “inteligente, abierta, habladora, fuerte y que se adapta a todas las situaciones. Si la tienen secuestrada, podrá adaptarse y, si puede hacer alguna señal de socorro, la hará”.

“Realmente vivimos en horario mexicano, de noche estamos despiertos, de día intentamos descansar lo que se puede, es muy complicada la situación intentamos tener fuerza y esperanza para levantarnos y continuar el día a día, y sobre todo luchar y tener fuerza para que acabe pronto lo de mi hermana”, explicó.

Por último, pidió a los ciudadanos de México que, si tienen alguna noticia de su paradero, se pongan en contacto con el teléfono 088, de la Policía Federal, o con cualquier policía del país o española.

/parg