abc Radio


Arrojan desechos hospitalarios en colonia de Fresnillo

Por óSCAR SEGURA

El pasado lunes por la noche, un centenar de tubos vacutainer -utilizados para recolectar muestras sanguíneas en laboratorios clínicos y hospitales- fueron arrojados en una calle de la colonia José Antonio Casas Torres, lo que provocó temor entre los habitantes de contraer una infección.

Ayer lunes, aproximadamente a las ocho de la noche, vecinos de la mencionada colonia observaron que una camioneta blanca (presuntamente estaba rotulada con logotipos del Instituto Mexicano del Seguro Social), llegó al lugar y de ella descendieron varios sujetos y arrojaron unas cobijas -en las que se encontraban los tubos- y después huyeron.

Algunos niños que se encontraban en el lugar tomaron los desechos para jugar, por lo que algunos vecinos decidieron llamar al número de emergencias 911, pues los menores corrían el riesgo de adquirir algún contagio.

Al recibir el reporte, elementos de Protección Civil y Bomberos acudieron al lugar señalado y constataron que habían arrojado material clínico, el cual se esparció, algunos de los tubos tenían sellos o tapones de color rojo, que, de acuerdo a químicos farmacobiólogos son utilizados en el área de química hemática para realizar pruebas como glucosa; urea; creatinina; ácido úrico; colesterol y triglicéridos, además de enfermedades de transmisión sexual; embarazo; reacciones febriles, perfiles tiroideos, entre otros.

Algunos de los tubos arrojados en el lugar, contenían restos de sangre, otros estaban vacíos, pero con rastros sanguíneos.

Cada uno de los recipientes tenía etiquetas con código de barras, folios e incluso numeraciones, como si se tratara de un control de laboratorio clínico. Además, cerca del lugar, se localizaron una decena de jeringas ya utilizadas y quedaron a la intemperie.

El personal de Protección Civil que acudió al lugar se colocó indumentaria especializada a fin de evitar contagiarse y procedió a la recolección de los residuos y los colocó en bolsas de color rojo, como marca el protocolo sanitario.

Al haberse violado la NOM-087 ECOL-SSA1-2002, en la que establece el Manejo de Residuos Sólidos Biológicos-Infecciosos (NPBI), las pruebas se entregaron a personal de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), quien realizará las investigaciones correspondientes.