abc Radio


Hepatitis, problema de salud en Tabasco

Por Ruth Pérez

Contar con un completo esquema de vacunación de la hepatitis A y B, mantener una adecuada higiene personal al preparar alimentos, evitar las relaciones sexuales sin protección, así como el uso de jeringas infectadas, son las principales medidas que puede aplicar la población para prevenir la transmisión de la enfermedad que sigue  siendo un problema de salud pública.

Este 28 de julio es el “Día Mundial contra la Hepatitis” y los organismos internacionales reconocen  la enorme carga de hepatitis víricas, la Asamblea de la Salud adoptó en 2010 la resolución WHA63.18, en la que se defiende un enfoqué integral de la prevención y el control de estas enfermedades

La Secretaría de Salud de Tabasco reportó tres casos de hepatitis tipo B de los 297 registrados en todo el país de este padecimiento  inflamatorio del hígado, causado generalmente por un virus.

Las variedades A, B y C son las más comunes; la primera se transmite principalmente por falta de higiene, al comer con las manos sucias o en sitios contaminados. En 2013 en Tabasco  se tuvo el reporte de 235 casos  y en el 2017 se tiene un acumulado tres casos, incidencia que va a la baja.

Para prevenir la enfermedad, la dependencia mantiene un programa permanente de vacunación en los centros de salud del estado, la  tipo A puede prevenirse lavándose las manos antes de comer y después de ir al baño, y desinfectando las frutas y verduras que se van a consumir.

La hepatitis B se transmite por la exposición a sangre y otros líquidos corporales infecciosos, y mediante relaciones sexuales con múltiples parejas sin el uso del condón; también de la madre infectada a la criatura en el momento del parto.

La tipo C se transmite casi siempre por exposición a sangre contaminada, cuando se practican transfusiones de sangre en lugares insalubres, por usar inyecciones e instrumentos contaminados, así como por el consumo de drogas inyectables; hasta el momento destacó, no se tiene reportado de casos en Tabasco.

Actualmente, en México el 57 por ciento de los casos de cirrosis hepática y 78 por ciento de los cánceres de hígado derivan de infecciones de virus de la hepatitis B o C; es la tercera causa de muerte en hombres y la séptima en mujeres.

El exhorto es a la población a que cuide su salud y, en caso de presentarse fiebre, coloración amarillenta en la piel y los ojos, la persona debe acudir de inmediato a la unidad médica más cercana para recibir atención.