abc Radio


Hospitales de Reynosa en la mira de Profepa

Reynosa.- Hospitales de la fronteriza ciudad de Reynosa serán sometidos a una exhaustiva investigación por parte de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) para conocer el proceso de disposición de sus desechos biológicos infecciosos.

Lo anterior debido al descubrimiento de desechos biológicos infecciosos que fueron dejados en el camino viejo a Corrales.

Las autoridades determinan que algunos carretoneros están recolectando desechos peligrosos de hospitales y que arrojan en predios baldíos y brechas aledañas a la ciudad.

Por este motivo el personal de la Profepa acudió a esta zona para verificar la basura infecciosa, que en su mayoría son jeringas, gasas, algodones, sábanas, botellas de suero y medicamento.

Entérate: Profepa multa por más de 1 mdp a Volvo por ventas sin certificado ambiental

La investigación que realiza la Profepa determinará a qué hospital pertenece estos residuos, a fin de aplicar las multas correspondientes.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente solicitará el apoyo de una empresa recolectora de residuos infecciosos para que retiren estos desechos y les den un confinamiento adecuado.

Como parte de las indagatorias se realizará una revisión de documentación en los hospitales de tres años a la fecha para establecer dónde depositan sus desechos infecciosos y si coincide con la empresa autorizada para la recolección.

Los hospitales deben contar con bitácoras, manifiestos y registros, ya que cada año están obligados a presentar la Cédula de Persona Anual, donde se registra la cantidad de desechos, a dónde los envían y porqué medios.

Lee también: Clausura Profepa a Lala por contaminar río Temascatío

En Reynosa, la empresa Residuos Industriales y Biológicos Infecciosos Salinas Garza, es la única autorizada para la recolección de esta basura este tipo y brinda servicio a los hospitales y los desechos los envía a una empresa en Monterrey y otra en Altamira, que les dan destino final.

La Profepa dejó en claro que los desechos encontrados en la brecha de camino viejo a Corrales, las familias que viven alrededor no corren peligro, pero la dependencia restringirá el área para que los moradores no se acerquen y no tomen materiales contaminados y evitar algún contagio.

Por su parte los carretoneros que transportan este material no deben tocarlo para prevenir que se contagien de alguna enfermedad.

 

 

 

/dec